¿Y si hubiera la mitad de diputados en el parlamento madrileño como reclama Vox?

La propuesta de los de Rocío Monasterio para reducir los escaños a 69 marca el pleno de constitución de hoy

Asamblea de Madrid
Asamblea de MadridConnie G. SantosLa Razón

Comienza el curso hoy en Vallecas con el pleno de constitución de la Asamblea de Madrid. Y después de quince meses de trabajo telemático y semipresencialidad, los bancos del hemiciclo estarán por primera vez llenos. Los 136 diputados elegidos en las elecciones del pasado 4 de mayo se personarán hoy en el parlamento para tomar posesión de sus asientos. Serán muchas las diferencias con respecto al parlamento que dejó ayer de estar vigente. Con cinco grupos políticos en lugar de seis, tras la caída en desgracia de Ciudadanos.

Acudirán todos y para que se cumplan las medidas de seguridad, la Asamblea ha distribuido a los diputados unas instrucciones de acceso al edificio. Será la nueva Mesa elegida hoy la que se encargue de organizar el pleno de investidura que se celebrará la próxima semana. Debido a su mayor duración tendrá que decidir si, como sucederá hoy, será 100% presencial o contará con algunos diputados ocupando un escaño telemático.

La misión del pleno de hoy es sencilla y el desenlace está escrito. Se elegirán los siete cargos de la Mesa de la Asamblea. Una presidencia, tres vicepresidencias y tres secretarías.

El PP ocupará cuatro de esos puestos. La actual consejera de Presidencia en funciones, Eugenia Carballedo, será la nueva presidenta del parlamento. Además, los populares tienen previsto asumir una vicepresidencia y dos de las secretarías. Según la propuesta que Isabel Díaz Ayuso detallará en la mañana de hoy a su grupo parlamentario, esos tres cargos estarán ocupados por Jorge Rodrigo, José María Arribas y Francisco Galeote.

Los puestos de la izquierda

Los tres puestos restantes serán en principio para Más Madrid, PSOE y Vox. De manera que sólo Unidas Podemos se quedará sin asiento en la Mesa.

Sin embargo, el grupo liderado por Rocío Monasterio no tiene asegurada su presencia en el órgano de gobierno de la Cámara autonómica. Necesita al PP. De hecho, para que Vox logre un puesto en la Mesa es requisito imprescindible que se coordine con los de Ayuso en las dos votaciones que seguirán a la elección de la presidenta del parlamento. Y a pesar de ello, ayer se descolgó con una propuesta que descolocó por completo a los populares. Monasterio hizo público, a través de las redes sociales, un vídeo en el que plantea al PP un acuerdo para el reparto de la Mesa de la Asamblea si previamente Ayuso acepta una reforma del Estatuto de Autonomía para reducir el número de diputados a la mitad. Es decir, pasar de los 136 actuales a un total de 69 escaños. Una propuesta que PP y Vox podrían lanzar pero para la que no cuentan con los votos necesarios, ya que según recoge la normativa autonómica eso requeriría el aval de dos terceras partes de la Asamblea y que se antoja especialmente complicada de tramitar en una legislatura exprés como la actual, con apenas dos años de duración.

En la izquierda, todo parece indicar que los dos puestos que no ocuparán PP y Vox, serán para Más Madrid y PSOE, ambos con 24 asientos en el hemiciclo. Más Madrid podría conseguir su segundo puesto. Sin embargo, de no concretarse la coordinación entre PP y Vox a la hora de votar de manera conjunta, los partidos de la izquierda podrían obtener un tercer asiento en el órgano de Gobierno. No implicaría grandes cambios en el día a día legislativo de la Cámara ya que el PP seguirá contando con mayoría absoluta en la Mesa.