Educación

Indignación en Madrid por el “examen más difícil en 10 años” de Matemáticas de la Evau: «Que vengan ahora los canarios y murcianos a aprovecharse...»

Los estudiantes critican la dificultad de la prueba: «Una masacre para bajar nota»

Una alumna de la Comunidad de Madrid en la prueba de la EVAU
Una alumna de la Comunidad de Madrid en la prueba de la EVAUJesús G. FeriaLa Razon

«Quien haya hecho el examen de Matemáticas II, me cago en tu puta vida», es uno de los mensajes que podían leerse en las redes sociales de algunos de los alumnos madrileños que manifestaban su indignación por la dificultad de esa prueba en concreto. Muchos estudiantes de segundo de Bachillerato que se presentaban a la Evau/Ebau este año, y que se están examinando desde el lunes utilizaron las redes para mostrar su malestar después del examen que se ha celebrado en las diferentes sedes habilitados por las seis universidades madrileñas. «¿El parámetro 26/3 en el examen de mates de Evau? No sé cuanto tiempo he estado revisando que estuviera bien hecho», comentaban. «Estamos todos de acuerdo en que la Evau de Mate de Madrid nos ha dado por todos lados, ¿verdad?», lamentaba otro alumno. «Lo que han hecho tiene nombre y se llama masacre. Querían bajarnos la nota de corte y lo han conseguido. Que vengan ahora los murcianos y canarios a aprovecharse», comentaban.

El asunto desembocó en una cascada de comentarios en redes sociales, algunos de ellos en tono humorístico que responsabilizaban a Sheldon Cooper, uno de los protagonistas de la conocida serie «Big Bang Theory» y cerebro privilegiado en física cuántica, de la autoría del examen que tanta preocupación ha generado entre los alumnos.

Algunos Estudiantes salieron llorando de las aulas de examen al ver peligrar su media y en consecuencia el acceso a carreras que exigen una alta puntuación, como es el caso de Medicina. “En mi instituto hemos practicado exámenes de la Evau realizados entre 2010 y 2020 y solo había una pregunta normal y otra que ni siquiera habíamos dado durante el curso. Es el examen más duro en diez años”, manifestó a LA RAZÓN Cristina, una alumna que acababa de salir del examen decepcionada. “Es indignante que nos esté pasando esto porque ahora los estudiantes de otras Comunidades autónomas juegan con ventaja y su nota será más alta de forma injusta”.

Otra de las quejas de los estudiantes es que la Comunidad de Madrid ha publicado un modelo orientativo de la prueba de Matemáticas que “no se parece nada a lo que nos han puesto”.

De momento, la Comisión Organizadora de la prueba en Madrid ha evitado pronunciarse sobre el tema. Y es que los estudiantes madrileños no contaban con un examen aparentemente de tanta dificultad después de un año de pandemia en el que más de la mitad de los alumnos madrileños han acudido a las clases de manera semipresencial. Además, se ha constatado que este año ha bajado el rendimiento y ha habido un nueve por ciento menos de estudiantes que han aprobado el Bachillerato y que no han podido presentarse a las prueba de acceso a la universidad.

Madrid, de hecho, ha sido una de las Comunidades que se ha negado a dar el título de Bachillerato con suspensos, aunque el Real Decreto Ley 31/2020 de 29 de septiembre por el que se adoptaron medidas urgentes en el ámbito de la educación no universitaria permite obtener el título con materias no superadas, siempre que la media de cinco y después de que el alumno haya conseguido los objetivos y competencias correspondientes a esta etapa. De ahí que el consejero de Educación, Enrique Ossorio, pidiera a la ministra Celaá que los criterios sean uniformes.

Madrid ha denunciado siempre que esa supuesta desigualdad en las pruebas, que se pensó analizar entre el Ministerio y la Conferencia de Rectores (CRUE) y que quedó paralizada por la pandemia, coloca en posición de desventaja a los estudiantes madrileños respecto a los de otras autonomías aparentemente menos exigentes. «No nos parece bien que alumnos con suspensos puedan competir con los madrileños a los que no se les permite hacer la prueba con materias sin aprobar», ha sentenciado hoy Ossorio. Ahora se añade, además, un examen difícil, según los alumnos.

“Nosotros ahora lo único que queremos es que se garantice a los estudiantes de Madrid que la semipresencialidad que han tenido este año en los centros realmente no ha influido en las notas que han sacado. Veremos a ver cuando salgan porque Matemáticas es una asignatura que pondera doble en la mayoría de casos”, detalló a este periódico Andrea G. Hnery, portavoz de la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE)