A Madrid llegan las rebajas... pero no a la luz

Arranca la campaña más esperada por algunos, que este año deberá luchar también contra la inflación galopante

Imagen de una trabajadora colocando el escaparte de una tienda en la calle Fuencarral, preparándolo para las rebajas de invierno
Imagen de una trabajadora colocando el escaparte de una tienda en la calle Fuencarral, preparándolo para las rebajas de invierno FOTO: Jesús G. Feria La Razon

La rueda (de la vida) sigue su curso. Y menos mal. Ahora toca... Sí, eso. Aunque son menos «movidas», pues ya no hay empujones a la entrada de los grandes almacenes. Aquello, en buena medida cambió gracias a que, de manera cómoda, sentados en un sillón, se puede, a golpe de click, hacerse con aquel abrigo, zapatos o bastones de esquiar que dejamos para esta época de descuentos. Y, con permiso de Ómicron, hasta aquí hemos llegado. A ese momento ansiado por tantos consumidores y deseado por aquellos que quieren equilibrar los balances de tanta pandemia sufrida. Ha llegado la hora de resarcirse. Los comercios de Madrid, pero también de medio mundo, confían en que la campaña de rebajas de invierno dé «un empujón» al enfriamiento de las ventas que se ha vivido en diciembre, aunque no esperan alcanzar niveles precovid en un escenario tan complejo como el actual y en plena sexta ola azotándonos.

Si bien la mayor parte de las tiendas colgará el cartel de rebajas hoy 7 de enero, durante todo el año muchas de ellas ya cuentan con ofertas o promociones, al estar liberalizada la campaña desde el año 2012.

A estas alturas del año, lo único que no tendrá rebajas será el precio de la luz. Hoy –y mañana– seguirá su escalada. Los más optimistas prevén que la actual campaña de rebajas supere las cifras del año pasado, sin llegar a niveles preCovid. Eso si la inflación, un invitado sorpresa con el que no contábamos –no contábamos ni nosotros ni el Gobierno–, no nos da un susto y desmorona todo nuestro castillo de naipes económicos. Más o menos lo que está haciendo con el Ministerio de Economía.

Así la cosas, nos esperan unas semanas de descuentos importantes, tan relevantes como el alza que estos próximos días experimentará la incidencia Covid postnavideña. La pandemia, como la luz, va a ser que tampoco nos va a hacer un descuento.