Potencia y tecnología para el híbrido más vendido

El Peugeot 3008 con tracción integral llega a los 300cv. y dispone de etiqueta Cero. También hay una versión de 225cv. y tracción delantera

Peugeot 3008 PHEV
Peugeot 3008 PHEVPeugeotPeugeot

No es extraño que las versiones híbridas del Peugeot 3008 sean el coche con etiqueta Cero más vendido en lo que va de año. A su estilo moderno y práctico añade una muy buena capacidad interior y dos modelos de hibridación: 300 caballos y cuatro ruedas motrices o 225 caballos y sólo tracción delantera. Soluciones para todas las necesidades desde 36.800 euros, aunque se puede disminuir la factura en cinco mil euros si nos acogemos a las ayudas del Moves.

Peugeot 3008
Peugeot 3008PeugeotPeugeot

Tienen en común ambas versiones un diseño verdaderamente modernista que ha hecho del 3008 uno de los protagonistas del segmento C, donde las carrocerías SUV dominan más de la mitad de las ventas. Es lógico ya que ofrecen una muy buena habitabilidad interior, complementado con un maletero de grandes dimensiones. El equipamiento es completísimo en todas las versiones e incluye todos los sistemas habituales de ayudas a la conducción, alertas de cambio de carril, cámaras para facilitar aparcamiento, lector de señales, alerta de colisión función “stop&go”… en fin, todo lo que facilita la conducción diaria. Además de que, naturalmente, al tener la etiqueta Cero que hemos señalado, puede pasar sin restricciones por cualquier punto de la ciudad y beneficiarse de la gratuidad en zonas de aparcamiento regulado. Esta combinación de estilo y tecnología es la razón por la cual el 3008 ha conseguido una cuota de mercado entre los híbridos de más del diez por ciento.

Técnicamente, la versión Hybrid de cuatro ruedas motrices desarrolla una potencia de 300 caballos como resultado de combinar un motor gasolina de la serie “pure-tech” de 200cv. con dos motores eléctricos. El primero, de 110cv., va en el tren delantero asociado a la caja de cambios automática de ocho velocidades, mientras que el segundo va acoplado al tren trasero, con una potencia de 112cv. Gracias a la combinación de todos ellos, el 3008 alcanza unas prestaciones muy importantes, con cifras como la de aceleración de 0 a 100 Km/h en 5,9 segundos. La capacidad de la batería es de 13.2 kWh, lo que asegura una autonomía de 59 kilómetros en modo totalmente eléctrico. Y su gran ventaja de la tracción integral es que asegura una buena adherencia en todos los terrenos ya que la potencia se reparte de manera homogénea a las 4 ruedas del vehículo en firmes mojados, embarrados, nevados o carreteras sinuosas. La otra versión de dos ruedas motrices y 225 caballos suma las prestaciones de un motor gasolina de 180cv a las de un propulsor eléctrico de 110cv., también asociado a la caja de cambios automática sobre el tren delantero. Una de sus ventajas es la de poder circular hasta 56km en modo totalmente eléctrico y con una velocidad punta de hasta 135Km/h.

Los 3008 ofrecen hasta cuatro modos diferentes de conducción. El modo eléctrico lo utilizaremos en las zonas restringidas y nos asegura una conducción totalmente en silencio y cero emisiones, mientras que el modo híbrido selecciona, en cada momento, el tipo de energía óptimo para lograr un mínimo consumo. Por su parte, el modo deportivo está pensado para sacar el máximo partido a la mecánica al añadir un impulso eléctrico a sus prestaciones. En el interior destaca un nuevo cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas, con todas las informaciones referidas al motor y usos del coche, que se complementa con otra pantalla táctil de 10 pulgadas para otras informaciones y conexiones de red. Desde ella se pueden gestionar funciones de ayuda a la conducción como llamada “Night Vision”, que detecta peatones y animales en la calzada en malas condiciones de visibilidad. Su alcance, de entre 200 y 250 metros, supera en visión a las luces de carretera y se complementa con el frenado automático de emergencia.

En cuanto a los tiempos de recarga, si tenemos un cargador de 7,4Kw recuperaremos la batería en menos de 2 horas mientras que si utilizamos una toma doméstica convencional, se puede recargar en una noche o 7 horas.