BMW Serie 7: la tecnología manda

Con el nuevo Serie 7, BMW lanza el que probablemente sea el modelo más avanzado del mundo en lo que a tecnología se refiere. Es el primero en equipar un sistema de aparcamiento autónomo.

El confort y la comodidad están garantizados en el interior del Serie 7.
El confort y la comodidad están garantizados en el interior del Serie 7.

La sexta generación del BMW Serie 7 es la respuesta de este fabricante a sus competidores, Mercedes y Audi, que ya disponen en el mercado del Clase S y el Audi A8 respectivamente. Pero como dicen que 'el que golpea el último, golpea dos veces', BMW da la réplica con el que, probablemente, sea el modelo tecnológicamente más avanzado del mundo. El Serie 7 estrena, entre otros muchos, el primer sistema de aparcamiento remoto.

El nuevo Serie 7 es el primer modelo fabricado con polímeros reforzados con fibra de carbono (PRFC), lo que le hace adelgazar unos 130 kilos con respecto a la anterior generación. Cuenta con el sistema de chasis activo Executive Drive Pro, selector de reglaje personalizado Driving Experience Control, así como las luces de láser de la marca. Está disponible en dos longitudes, 5,10 y 5,26 metros, y cuenta por ejemplo, con una llave que tiene una pequeña pantalla táctil desde la que se pueden programar funciones del vehículo.

De momento, la gama mecánica ofrecerá solo dos propulsores: el 730d con 265 caballos, que emite menos de 120 g/km de CO2, y el 750i xDrive con 450. Pero, más adelante, llegarán otras variantes, incluyendo una versión híbrida que homologa un consumo de sólo 2,1 l/100 km.

Más información del BMW Serie 7.