Hostermur recurre las restricciones anticovid del Gobierno regional

Las reuniones sociales de más seis personas y las celebraciones con más de 30, están prohibidas

La Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Región de Murcia (Hostemur) ha presentado un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) por las “restricciones” adoptadas el pasado 26 de agosto por el Gobierno regional en el marco de la crisis sanitaria.

En concreto, Hostemur se ha referido a las directrices que limitan las reuniones sociales a un máximo de seis personas no convivientes y prohíben las celebraciones, como bodas, bautizos y comuniones, con más de 30 invitados.

“No tenemos claro que constitucionalmente se puedan realizar esas restricciones que están llevando a la extinción a nuestro sector”, ha afirmado al respecto el presidente de la patronal hostelera, Jesús Jiménez.

Además, Hostemur ha decidido iniciar una campaña de recogida de firmas en ‘change.org’ “contra el Gobierno murciano” por medidas como las citadas y otras como “la limitación de los horarios de los establecimientos hosteleros”, al considerar que “están abocando al abismo al sector”.

“Por supuesto que nosotros aceptaremos y adoptaremos todas las normas que sean buenas para la sociedad, como hacemos siempre, pero dudamos que éstas tengan una base sanitaria ni mucho menos sean la solución porque, a pesar de ellas, los contagios siguen creciendo”, ha apuntado Jiménez.

Concentración en Madrid

Ante la “indignación” de la patronal y de los trabajadores de la hostelería, Hostemur ha decidido sumarse a la concentración convocada para el próximo 9 de septiembre, en Madrid, junto al resto de organizaciones empresariales de hostelería.

Esta acción se llevará a cabo simultáneamente en todas las comunidades autónomas como protesta a las medidas administrativas que “se están tomando contra el sector”.

“Cada vez el sector hostelero tiene menos posibilidades de trabajar porque las administraciones nos están, literalmente, cerrando la persiana”.

Para el representante de la patronal, “lo peor es que debemos seguir haciendo frente a todas nuestras obligaciones económicas, todo ello sin poder meter un euro en la caja ni tener ayudas públicas de ningún tipo; así vamos a desaparecer”.