Mi cámara compacta: mi Galaxy S4

Así es una imagen tomada por el Optimus G
Así es una imagen tomada por el Optimus G

Ya lo he decidido, voy a invertir el dinero que me gasto en una buena cámara compacta en un móvil. Y no en uno cualquiera, sino en el Samsung Galaxy S4. ¿Por qué? Porque tras probar las cámaras de los móviles de última generación, quedó claro que era la mejor opción.

Había dudas, pero Sandra, la fotógrafa del suplemento ATUSALUD puso a prueba las cámaras del iPhone 5, LG Optimus G, HTC One y Samsung Galaxy S4. Básicamente se midieron tres cosas: impresión, resolución en la pantalla del ordenador y nitidez. Las condiciones de luz fueron las mismas en cada uno de ellos.

Dado que el Galaxy S4, aprobó con nota, matrícula de honor las tres, veamos como quedaron sus oponentes.

La impresión del Optimus G, pese a que era alta, queda muy atrás respecto a sus competidores, pero permite imprimir las fotos de las vacaciones en formatos de 32 por 24 centímetros a una resolución de 300dpi.

En el caso del iPhone 5, se nota que está «mayor», ya que sus contrincantes llevan menos meses en el mercado, en el que antes despuntaba. Pese a ello, permite imprimir en formatos de 41 por 31 centímetros, un tamaño que le da la medalla de plata. Sin embargo, no pasa del tercer puesto.

HTC no se queda muy atrás. Ya que ostenta la segunda posición global. Aunque no consiga un tamaño de impresión muy grande, 34 por 19 centímetros, la nitidez y la resolución puestas a pruebas con el Adobe son excelentes.

Y la medalla de oro, claramente es para la última joya de los surcoreanos. El Galaxy S4 permite una impresión de 52 por 29 centímetros, con una resolución y nitidez excelente.

Tanto él como sus compañeros podrían presumir de poder ofrecer una de sus instantáneas como portada de un periódico.

Por eso creo, que a la hora de invertir en un terminal de última generación no sólo vale con decir que la cámara es buena, sino demostrarlo. Y si eso ayuda al ahorro de la compra de una compacta, perfecto, dos puntos más a tener en cuenta.