Actualidad

Demasiadas coincidencias

El vértigo político que nos envuelve tras las elecciones, no debe impedir atender a lo que sucede en Iberoamérica. El 23 de septiembre, la OEA asestó un golpe al régimen venezolano, tras promover EEUU y Brasil una resolución que reconoce la «amenaza que representa el régimen ilegítimo de Maduro para la seguridad y la estabilidad del hemisferio».

Publicidad

En su virtud, ahora se investiga la relación entre Venezuela, la izquierda en Latinoamérica y el narcotráfico. Desde entonces, son llamativos los acontecimientos sucesivos que se están produciendo en varios países iberoamericanos: En Perú el 30–S, el Presidente Martín Vizcarra cerró el Congreso en medio del caos. En Ecuador, el 8–O violentas protestas llevaron al Presidente Lenín Moreno a declarar el estado de sitio.

Dos días después en Honduras, la oposición de la izquierda, partidaria de Zelaya –amigo de Lula da Silva – exigió con protestas la renuncia del Presidente Orlando Hernández. En Chile, el 18–O comenzaron unos desmanes sin precedentes en la historia de este país andino, considerado el más estable de la zona.

Un día después, el Vicepresidente venezolano Diosdado Cabello, declaró: «Lo que está sucediendo en Perú, Honduras, Ecuador, Argentina y Chile, es una brisita; vendrá un huracán bolivariano». Hace unos días, Lula fue liberado tras 18 meses en prisión, acusado por corrupción. Madrid, 12-N: Preacuerdo histórico entre Sánchez e Iglesias en 24 horas.