El fútbol tiene su «Follonero»

L14 El ausente

En el fútbol todo es aleatorio y efímero: el éxito, el fracaso, las emociones. El 0-0 de Pamplona, en plan «prima de riesgo», baja a niveles de pesimismo el valor Mourinho y sube al «ausente» (en Pamplona) Cristiano a cotas de excelencia, lo cual que voces urgentes conminan a Florentino para que, cuanto antes, revise «al alza» el contrato del «cañonero» lusitano. El fútbol es así: hoy casi Toison de Oro y al día siguiente carnaza de horca.

–Y cuando el fútbol deje de ser así, decaerá el interés por él.

M15 Feliz

Sandro Rosell es el presidente de club de fútbol más feliz del mundo. Catalán de seny (sensatez y equilibrio). De vez en cuando se deja entrevistar. Y dice cosas. Como éstas: «Lo difícil (en referencia a los entrenadores) no es gestionar el talento sino la personalidad». Copiado –casi– de Helenio Herrera. «Lo que está pasando en el Barcelona –dice– es el trabajo de mucha gente durante muchos años». Metódico. Pondera en Tito su maña para comunicarse con los comunicadores. La vida no es lo que se ha vivido sino lo que se vive al día: él está viviendo racha de felicidad.

X16 El «Follonero»

Qué coincidencias. También el fútbol tiene su «Follonero». Se llama Javier Tebas, vicepresidente de la Liga de Fútbol Profesional. El señor Tebas, en Onda Cero, ha soltado que se compran y se venden partidos. ¿Cómo lo sabe? ¿Posee pruebas que lo demuestren? Si no, ¿por qué lanza a las ondas tan ponzoñosa como dañina acusación? ¿Por qué se lo consiente su presidente José Luis Astiazarán? El otro día, un periodista jubilado, madrileño y madridista, que vive su retiro al sol de Palma de Mallorca, me decía:

–Soy feliz. De los periódicos, sólo leo los deportes, que tan bien nos van. La política, por supuesto, ni la leo, ni la huelo, ni la oigo.

Señor «Follonero», no nos enfollone el fútbol y el sol de España.

J17Guardiola

En la televisión, el otro día, vi y escuché a Fernando Moreno, consultor internacional. La fórmula del éxito, según explicó, es E=P+O. Esto es: éxito, igual a preparación más oportunidad. Lo de Guardiola, vaya. Guardiola, en el Barça, por su preparación como entrenador y la oportunidad de coincidir con Iniesta, Xavi, Messi y todos los demás, todos también o «cracks» o «vicecracks», agavilló, como nadie ignora, la codiciada y codiciosa cifra de catorce títulos en tres años. Guardiola, pues, el mejor del mundo. «¿Más que Mourinho?». Más, sí, por ahora. Guardiola ya tiene equipo para los tres próximos años: el histórico Bayern de Múnich, donde su presidente Uli Hoeness lo ha recibido con esta aleluya: «Habemus Pep». A «Herr Pep», sólo se le pide que con su masa cerebral haga del Bayern un equipo tan paridor de títulos como el Barça. «Pep puede», dicen, creen.

–¡Anda que como le pase a Guardiola lo que a Mourinho en el Real Madrid!

Qué agoreros son algunos.

S19 Virtud

Deporte y política. Lo avisaban ya los griegos: sin la virtud de la honradez, la democracia decepciona, no funciona. Tampoco el deporte. Armstrong, los Pujol... (¡hay tantos!) ¿Qué decir de ellos? Lo que se está diciendo, que son tramposos, estafadores, defraudadores, indecentes y antidemócratas de toda la vida. ¿A que no les pasa nada?

En Anoeta, el Barcelona bajó a los infiernos de su primera derrota, pero seguro que al final asciende a los cielos de la Liga. Como Jesús. La vida es eso bajar, subir, subir, bajar. Nada distinto, nada nuevo.