Homs contra Soria

Vestido con sus mejores galas, con armadura engalanada, casco calado y montado en su corcel, el caballero Francesc Homs, el moderno Luke Skywalker, ha desenfundado su espada para defender a la princesa Leia TV3, cruelmente vilipendiada por las fuerzas del Imperio. Nada más y nada menos, el caballero negro José Manuel Soria, más conocido como Darth Vader, ha enviado las fuerzas del mal para cargarse un múltiplex, cuatro canales de la televisión autonómica en un intento de amordazarla.

Estamos en campaña electoral y todo vale para denunciar el ataque despiadado a la «nació». El gobierno Rajoy, ciertamente, está liberando el espacio radioeléctrico para la nueva tecnología 4G para móviles con la política de «palo y tentetieso». Sacar a concurso las frecuencias les reportará pingües beneficios y ahora que el Estado los necesita, las fuerzas de mal, que identifica Homs en sus mejores sueños, no se están con remilgos. Además, Soria Darth Vader, del que depende el asunto, no se caracteriza por tener mano izquierda. Quizás si hubiera reparto de beneficios en la subasta de frecuencias, del ataque despiadado del Imperio pasaríamos a un acuerdo con perspectivas de futuro.

Quedan pocos días para el acuerdo pero Homs, a bordo del Halcón Milenario, surca el espacio estelar en defensa de su princesa TV3 que lo mira de reojo porque se fía más de Han Solo y de Chewbacca que urgen a un recorte de gasto en el pozo sin fondo de la televisión pública. Cerrar un múltiplex podría ser una buena solución. Lo otro, es una rabieta de críos.