Tropezones grises

La Razón
La RazónLa Razón

L25 Tropezones

Tropezaron los dos. El Atlético debió de ganar, obvio. Pero no pudo. Día aciago, día gris. Simeone es ya capitán general, o general de división, en el fútbol. Sin embargo, cometió el error, creo, y si no es así, usted perdone, Simeone, de confeccionar un centro del campo espeso y trabado (Augusto, Gabi, Saúl y Koke). Las aglomeraciones confusas no son recomendables. El paisaje se aclaró con Carrasco y Correa.

Gris también el día del Real Madrid, vestido de gris. El gris es incoloro, inodoro e insípido.

–¿Cómo el agua?

–Más o menos.

Lo sé: lo del Real Madrid FP, lo de Florentino, es vender, vender y vender (camisetas, entre otras cosas). FP lo mira todo a través de los cristales de aumento del dinero, sólo que lo del fútbol es el gol, el gol y el gol.

Si el estilo es el vestido del pensamiento, desdeño el estilo gris y la coleta, como vestidos. El otro día, cuando vi a Pablo Iglesias en La Zarzuela limpito vestido de albañil en domingo, me dije: «Qué marxista más hortera». A Marx (¿ha leído el señor Iglesias su biografía?) le pirraban el dinero, el bien vestir y casi todos los deliciosos y capitalistas vicios de la burguesía. ¿Y a quién no, sea marxista o burgués?

Tropezones grises del Atlético, el Real Madrid y Pablo Iglesias.

M26 Edad

Cristiano Ronaldo cumplirá 31 años en febrero. Aduriz tiene cumplidos los 34. Treintañeros los dos.

A partir de los 30, se frisa la edad de la prejubilación, en el fútbol, opinan algunos.

Relativamente. De todos modos, entre los 30 y los 40 años, hoy en día, ni se es demasiado joven ni demasiado viejo.

–Yo tengo la edad de mis maravillosos genes y de mi maravilloso optimismo. Sé los años que tengo, pero cada vez que veo un bote en la calle juego al fútbol con él, luego todavía soy niño a pesar de mis años, declaró Pelé muy sobrepasados los treinta.

Aduriz, se sabe, le hace tilín y tolón a Del Bosque. Le gustan el talento y el instinto –en la colocación– de Aduriz.

–Si sigue así, Del Bosque se lo llevará al Europeo.

Lo creo.

De Ronaldo, últimamente, se cuentan muchos cuentos. Los cuentos hacen atractiva la vida de los niños y sirven, entre los mayores, para animar el cotarro de la vida. Cristiano, últimamente, no está fino, está gruñón Ambas cosas. Se queja de los árbitros, se lamenta de las patadas, da patadas; la impresión es que no está contento de su actividad como futbolista.

–¿Lo traspasará Florentino, como apuntan algunos cuentistas?, he preguntado en el fiable entorno de FP.

–Ni hablar, hombre. ¿Quién otro como él? Superará la gripe refunfuñona que padece. Cristiano, físicamente, tiene cuerpo para llegar a la edad de Aduriz y seguir siendo el cañonero goleador que no ha dejado de ser. Cuentos, no hagas caso.

Bueno, no hago caso, por si acaso.

X27 Guardiola

Con la experiencia, crece uno en sabiduría. El hombre, amén de cuerpo y alma, es trabajo y experiencia. Guardiola, paradigma de todo eso. El fútbol, para él, se ejecuta con los pies, pero se piensa y se manufactura con la cabeza. «Quien da patadas, pero no las piensa –sentencia– no es buen futbolista». Esteta: «El fútbol debe ser bello. Siempre. Hay que correr con el pensamiento. Correr por correr –sin pies ni cabeza–, es dilapidar energías improductivamente». Sobre la adaptación: «Yo me adapto a los jugadores, no ellos a mí». No es como Benítez, no es como Mourinho. ¿Es mejor que ellos? Presuntamente, sí.

Antes –opina un amigo–, los españoles eran marqueses, condes, duques... Ahora son presuntos, investigados o imputados.

J28 KO

Contra pronóstico, KO del Atlético en el torneo del KO, torneo que tan bien se le daba. ¿Por qué? Prefiero sugerir o reflexionar a criticar. Simeone tiene un nudo gordiano entre la defensa, el centro del campo y la delantera. Sobre el papel, le sobran delanteros y, sin embargo, el único delantero-gol que tiene es el tenue y eficaz Griezmann. Semana nefasta para el Atlético, esta semana, que epilogará contra el Barça en su azulgrana cortijo. Tras el empate contra el Sevilla, que merma moral, y el trompazo de KO sufrido contra el pugnaz Celta, que mella la fe, el infierno del Camp Nou.

V29 Arte

Hielo y sol. España, el sol de Europa, resulta que parió –en Madrid– al mejor artista de Europa y del mundo de patinaje artístico sobre hielo, Javier Fernández. Si arte es la más maravillosa de las emociones, «divina», decía Miguel Ángel, Javier Fernández es un artista divino. Gira como una peonza sobre sí mismo, le moja las orejas a la ley de la gravedad, equilibra el desequilibrio, todo él es ritmo y armonía. No sé si su «trabajo» da o no para vivir en el futuro como un rajá del petróleo o un rajá del balón. Lo único que sé es que, viéndole, no hay más remedio que creer en Dios.

Los políticos pugnan como canes salidos y rabiosos por la hembra Moncloa, (España parece que les importa un comino: es la imagen que dan en la calle). Javier Fernández pugna por dar lustre, brillo, esplendor, notoriedad y unidad a España. ¡Viva el deporte!