El empleo en España, una receta de éxito

La Razón
La RazónLa Razón

La recuperación del empleo es la última estación del viaje a la prosperidad perdida en estos años de crisis. Una vuelta a los números negros que ha alcanzado primero a las exportaciones y al consumo, a las grandes empresas y a la macroeconomía antes de tocar su destino final, el objetivo clave: los hogares españoles. Un éxito de crecimiento económico que, como destaca a LA RAZÓN la ministra de Empleo, Fátima Báñez, se ha orquestado en torno a una reforma laboral de éxito que ha impulsado 800.000 parados menos y 300.000 personas más trabajando. Unas iniciativas en favor del empleo y la Seguridad Social que no han desatendido a los colectivos más vulnerables y que han tenido especial sensibilidad con la mujer, ya que, por ejemplo, a partir del 1 de enero de 2016, las madres que se jubilen verán incrementada su pensión entre un 5% y un 15% dependiendo de los hijos que tengan. De la misma manera, no es desdeñable un dato que la oposición silencia: en 2015 se ha marcado un récord en reducción de paro femenino. El empleo entre las mujeres crece a un ritmo superior al de los hombres, además de que hay más mujeres trabajando que al inicio de la legislatura. Sólo desde la demagogia y la bandería política se entiende no reconocer el liderazgo español en toda la zona euro en la creación de empleo.