La recuperación también llega al libro

La Razón
La RazónLa Razón

Las primeras estimaciones de la cifra de ventas que ha supuesto el Día de Sant Jordi en Barcelona confirma que la recuperación económica también está llegando con fuerza al sector del libro, uno de los que más habían notado el impacto negativo de la crisis. Esta jornada, la facturación superará en un 5 por ciento la de 2015, en sintonía con la tendencia al alza registrada en toda España en el primer trimestre del año. Una buena noticia, más acusada, si cabe, para los editores en lengua catalana, que concentran la mayor parte de su negocio en esta fecha, ya que en el resto del año imperan las ediciones en castellano. Los datos son igualmente buenos en Zaragoza, que también celebra una jornada con mucho arraigo popular, y en el resto de España, donde las librerías lucen sus mejores galas dentro la festividad del Día Internacional del Libro, auspiciada por la Unesco. Sin embargo, es la ciudad de Barcelona donde se encuentra el mejor termómetro para pronosticar como se desarrollará el año editorial. Y ya decimos que ha sido un éxito, con más de un millón de personas recorriendo los puestos repartidos por toda la ciudad. Pero la recuperación de la economía por sí sola no explica el gran incremento de ventas: una nueva hornada de escritores, junto con los últimos trabajos de lo que ya están consagrados, hacen de la edición española una de las mejores del mundo.