Los Mossos son también policía judicial

La Razón
La RazónLa Razón

La instrucción del fiscal Superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, por la que se ordena que el Ministerio del Interior, a través de su Secretaría de Estado, asuma la coordinación de todas las actuaciones de Mossos d’Esquadra, Guardia Civil y Policía Nacional para impedir el referéndum del 1 de octubre no supone, por supuesto, retirar competencia alguna a la Policía autonómica catalana ni otra aplicación legal que las previstas en la Ley de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. Los Mossos son, esencialmente, y actúan como policía judicial, es decir, a las órdenes de los jueces, magistrados y fiscales, como el resto de las Fuerzas de Seguridad del Estado. No hay, pues, cambio alguno de estatus ni justificación para las quejas de la Generalitat, en una muestra más de la sobreactuación victimista de sus responsables políticos. Por otra parte, como puede comprender hasta el más lego en la materia, la instrucción de la Fiscalía de Cataluña es una medida necesaria ante la posibilidad de que haya que afrontar un despliegue general de efectivos, tanto en defensa del orden público como en el cumplimiento de los requerimientos judiciales en curso. Además, la persona que se pone al cargo, el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, no sólo es un profesional de sobrada competencia, sino que ya ha realizado este tipo de operaciones