Opinión

El ardid griego es demasiado evidente

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Mal le deben ir las cosas al nuevo Gobierno griego cuando recurre al manido ardid del memorial de agravios para justificarse ante sus votantes. Nos referimos a la pretensión de que Alemania pague, por enésima vez, su pasado nazi, pese al discurrir de la historia. Yanis Varufakis, ministro de Finanzas heleno, cifra los daños de la ocupación alemana en 278.700 millones de euros. Ya puestos, podría calcular lo que le deben Italia y Bulgaria por la misma guerra, Turquía por la de independencia, y Persia por las Médicas.