El fraude de los ERE golpea a UGT en Madrid

La Razón
La RazónLa Razón

Como una bola de nieve, el escándalo de los denunciados cobros de comisiones por parte de UGT alcanza a la misma sede del sindicato en la madrileña Avenida de América. Allí tienen su domicilio empresas tapadera como Temiqui o ITG, que, junto a ASP –como hoy desvela LA RAZÓN–, recibieron de la Junta de Andalucía más de un millón de euros de 2006 a 2010. La reciente dimisión del secretario general de UGT-A, Francisco Fernández, no vale de cortafuegos. La cúpula sindical en Madrid debe dar explicaciones.