Opinión

El futuro de Ucrania se decide en el Kremlin

La Razón
La RazónLa Razón

Angela Merkel y François Hollande negociaron ayer con Putin en el Kremlin sobre el plan de paz para el arreglo del conflicto en Ucrania, donde la situación se deteriora con rapidez por la creciente escalada bélica provocada por los prorrusos. La Embajada europea, apoyada por Estados Unidos, persigue un «acuerdo global» y no tan sólo un alto el fuego. No será sencillo arrancar garantías creíbles a Putin, que ha manejado a su antojo este conflicto. Moscú tendrá ventaja mientras Europa no se decida a equilibrar el pulso.