El riesgo de la desinformación

Google, Facebook y Twitter se han comprometido a frenar la difusión de noticias falsas a través de sus canales, ya que se teme que su auge haya influido en elección de Donald Trump. Pero ante la información engañosa en internet, los usuarios también están obligados a utilizar su criterio. Y a confiar en los medios periodísticos que sí respetan la ética.