El riesgo de renegar de la centralidad

La Razón
La RazónLa Razón

El PSOE tiene ante sí una decisión que puede marcar su futuro como alternativa de gobierno. El partido de Pedro Sánchez ha sido en estas décadas de democracia una formación equiparable a los grupos socialdemócratas europeos y como tal ha sido clave para el Estado de Derecho. Cualquier acuerdo con los antisistema de los que se le plantean para desalojar al PP y ganar poder será pan para hoy y hambre para mañana, pues en realidad alimentará las opciones de aquellos que compiten por ocupar su espacio político. Darle la espalda a la centralidad y, con ello, una parte muy importante de su electorado no será inocuo.