El tráfico de órganos financia el terror

La Razón
La RazónLa Razón

Fuentes de la Audiencia Nacional han señalado a LA RAZÓN que una de las vías de financiación de los terroristas del Estado Islámico es la venta en el mercado negro de órganos procedentes de los prisioneros decapitados. El centro de este execrable comercio estaría en el hospital de Mosul, en el que médicos saudíes disponen de instalaciones adecuadas para tratar los órganos, por los que se pagarían hasta 10.000 dólares. La comunidad internacional debe reaccionar y prestar todo su apoyo al Gobierno de Irak para erradicar al EI.