España no debe ceder terreno en Bruselas

La Razón
La RazónLa Razón

Apocas horas de cerrarse el organigrama de la nueva Comisión Europea, España no debe renunciar a ostentar el peso político que le corresponde por su tamaño y por su aportación a la recuperación de la UE. Sería inaceptable que Arias Cañete ocupara una comisaría de menor rango que la de Joaquín Almunia y que Luis de Guindos no fuera el nuevo presidente del Eurogrupo. Hará bien Rajoy en no ceder un milímetro para garantizar la importancia y la calidad de la representación española en Bruselas.