Opinión

Fin a otro antiecológico y pingüe negocio de la Roca

La Razón
La RazónLa Razón

El todo vale de Gibraltar contra el medio ambiente tiene los días contados. El Gobierno está decidido a acabar con la laguna legal que impide aplicar un régimen sancionador a las gasolineras flotantes, que campan por sus ganacias en Gibraltar. La decisión del Gobierno obedece a que la legislación vigente exige la existencia de daño ambiental y no sólo un riesgo potencial. El titular de Agricultura, Miguel Arias Cañete, anticipó ayer que es muy probable que esta modificación se tramite por el procedimiento de urgencia. España cuenta con el respaldo de la UE –a través de varias sentencias– para declarar la zona del Estrecho Oriental de especial protección. Las primeras sanciones, en 2014.