Opinión

Inaceptable chapuza del avión del Príncipe

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Es inaudito e inaceptable que en apenas dos meses el Príncipe haya tenido que modificar su agenda internacional por dos averías consecutivas del avión oficial, un Airbus A-310. La primera vez, el 24 de noviembre, Don Felipe tuvo que suspender un viaje a Brasil; ayer, quedó varado en Santo Domingo camino de Honduras. El Ministerio de Defensa está obligado a solucionar esta chapuza que pone en peligro la seguridad del Príncipe y del séquito del Gobierno y que, además, ofrece una bochornosa imagen internacional de España.