Opinión

La Diada se hace cada vez más excluyente

La Razón
La RazónLa Razón

El traslado al Fossar de les Moreres –lugar histórico de Barcelona, secuestrado desde hace años por los separatistas más radicales– del acto central de la Diada no tiene otro objetivo por parte del Gobierno de la Generalitat de Cataluña que el de ahondar más la brecha que ha abierto en la sociedad catalana, excluyendo de la celebración de su fiesta grande a los ciudadanos del Principado que no comulgan con las ruedas de molino del soberanismo. Un planteamiento partidista y sectario que retrata a sus promotores.