La factura de Bildu por apoyar al PSOE

La Razón
La RazónLa Razón

El Gobierno ha admitido públicamente que es necesario «asumir con normalidad» que Bildu-Batasuna, el brazo político de ETA, es una fuerza legal. Es lógico si tenemos en cuenta que esos escaños manchados de sangre pueden ser necesarios para que Pedro Sánchez saque adelante sus planes y su investidura. Consciente de ello, Bildu, que son proetarras pero no tontos, publicitó su precio: el traspaso «inmediato» de 36 transferencias al País Vasco y de 25 a Navarra. Negociar con Batasuna sí ensucia las manos y el alma.