La prioridad del Papa es acabar con los abusos

«Preparar a la Iglesia para responder cuando los religiosos no cumplan con sus obligaciones». Ésa es una de las máximas que quiere imponer el Papa Francisco en la Iglesia para prevenir casos de abusos en el futuro. La Pontificia Comisión para la tutela de menores del Vaticano trabajará para desarrollar programas de formación a miembros de la Curia y a nuevos obispos, un tema que está al principio de la lista de asuntos que el Papa quiere acometer. Él, que habla claro, quiere acabar con los silencios cómplices.