Opinión

La solidaridad de la UE va unida al compromiso

La Razón
La RazónLa Razón

El Gobierno griego de Alexis Tsipras confirmó ayer que solicitará a sus socios europeos una prórroga del préstamo acordado en el plan de rescate, que Atenas diferencia de la petición de ampliar el rescate del país heleno. Unos distingos incomprensibles para Bruselas, que une la solidaridad de la UE con el compromiso griego de afrontar reformas y ajustes. Si no recibe más dinero, Atenas, que ha ingresado desde 2010 un rescate de 240.000 millones de euros, podría sufrir un problema de fondos. La responsabilidad será sólo de Tsipras.