Opinión

Marchena seguirá en la causa del 1-O

La Razón
La RazónLa Razón

Tras la crisis abierta en el CGPJ y el gesto de Manuel Marchena de no optar a la presidencia del máximo órgano de los jueces, era lógico que las defensas de los independentistas iban a presentar su recusación. El motivo es sencillo: no quieren que presida el tribunal que juzgará el caso del 1-O. La Fiscalía ha rechazado su recusación negando justamente que no fuera un magistrado independiente. Lo demostró cuando antepuso su prestigio y el del Tribunal Supremo a los pactos entre partidos.