Mateo justifica su ajuste de cuentas

La Razón
La RazónLa Razón

El gobierno despótico de la administradora única provisional de RTVE, Rosa María Mateo, –ella se lo guisa y ella se lo come– justificó en el Congreso la destitución de decenas profesionales en motivos profesionales. Es decir, que no daban el nivel. Difama que algo queda pese a los notables datos de audiencia legados por los sacrificados. La meta de Mateo nunca fue dirigir una transición ordenada y tranquila hasta culminar el proceso de concurso público, sino el control político de un instrumento clave al servicio del Ejecutivo.