Navarro no comparece y Rubalcaba asiente

La Razón
La RazónLa Razón

El PSOE lanzó ayer un ultimátum a Rajoy: o comparecencia ya o moción de censura. La coacción política es una práctica poco presentable en democracia. Menos aún, si el partido de turno tiene una doble moral y no es capaz de predicar con el ejemplo, como es el caso. Pere Navarro descartó ayer comparecer en el Parlament por el escándalo del espionaje político porque no tendría utilidad, y algo similar ha sucedido con la Junta de Andalucía y los ERE. Cómplice de esta situación, Rubalcaba se retrata ante la opinión pública.