Opinión

Un alto el fuego duradero depende de Hamas

La Razón
La RazónLa Razón

Israel retiró sus tropas de Gaza antes de la entrada en vigor de un alto el fuego humanitario de 72 horas, y después de que se completara la destrucción de los 32 túneles de Hamas descubiertos en la Franja. Minutos antes de que comenzara la tregua, los terroristas palestinos dispararon misiles contra una treintena de localidades israelíes. El terrible balance del conflicto debería hacer recapacitar a todos sobre las consecuencias de la guerra, pero sobre todo a los terroristas palestinos que forzaron a Israel a defenderse y provocaron un enfrentamiento a costa del sufrimiento de la población de Gaza. Que la paz se prolongue está, pues, en manos de Hamas.