Un arzobispo por encima del soberanismo

La RazónLa Razón

Sería un error –uno más– que el nacionalismo catalán presionara al Vaticano para que el sustituto de Lluís Martínez Sistach en el arzobispado de Barcelona fuera alguien plenamente de su gusto, es decir, de perfil soberanista. Por un lado, la Santa Sede no admitiría una intromisión de ese calibre y, sobre todo, desconocerían algo básico en el papel que la Iglesia ha tenido en Cataluña en los últimos años: ha sido ante todo un lugar de concordia y encuentro de todos los catalanes. El Papa Francisco lo sabe, lo reconoce y lo premiará.