Un desafío gratuito e innecesario

La Razón
La RazónLa Razón

El PNV ha aprovechado el órdago secesionista catalán para lanzar su propio desafío sin que haya ninguna demanda social que lo justifique. Dicen que se trata de «actualizar el autogobierno» a través de un «debate» que anticipan «complejo» y cuyas conclusiones deberían ser refrendadas en una consulta en 2015. Muchos deben haber olvidado el sonado fracaso del Plan Ibarretxe no hace tanto tiempo. Si no, no se entiende que reabran ahora un melón que va a traer, seguro, más desunión y conflicto a una sociedad que ya ha sido muy castigada.