Una peligrosa tensión interna en ETA

La Razón
La RazónLa Razón

La situación en el seno de la banda terrorista es convulsa. La evolución de los acontecimientos ha abierto grietas en una estructura otrora granítica. Los «políticos» se sienten cómodos en las instituciones, mientras que los pistoleros creen que el proceso avanza en sentido opuesto a sus intereses. En el recién finalizado debate interno, quedaron de manifiesto las disensiones y también que las tesis de Batasuna sucumbieron. La firmeza del Gobierno ha empujado a la banda a una situación terminal, pero no terminada, en la que todo es posible, incluida una escisión. Ahora toca no precipitarse y perseverar en una política que tiene a ETA al borde de la derrota.