Actualidad

Una vía de salida para Venezuela

Los gerifaltes del régimen venezolano harían bien en aceptar la propuesta de los negociadores noruegos, que incluye la renuncia de Nicolás Maduro a presentarse a unas nuevas elecciones, que se convocarían, bajo observación internacional y con un Consejo Electoral Central renovado, para el próximo año de 2020. No es sólo una vía de salida para la grave crisis venezolana, sino la única posibilidad de recuperar sin mayores violencias la perdida democracia en el país suramericano. Maduro es el obstáculo.

Publicidad