A Twitter sí le gusta la política

El seguimiento del debate en las redes sociales se convirtió en la segunda emisión más comentada de 2016 con casi 2 millones de tuits

¿Quién dijo que la política no interesa a los ciudadanos? El debate entre los candidatos de los cuatro principales partidos del pasado lunes, 13 de junio, sirvió para desmentir esa desafección de los ciudadanos hacia la política.

El seguimiento del debate que se hizo a través de las redes sociales lo convirtió en la segunda emisión más comentado de lo que llevamos de 2016, con cerca de dos millones de tuits. De hecho, 1,8 millones se produjeron durante la emisión del programa y en la media hora anterior y posterior. El resto tuvo lugar después, ya que el «post debate» también ha dado mucho que hablar.

El hashtag más usado por los usuarios de Twitter fue #debate13J, aunque hubo muchos más a los que hay que añadir los que los propios partidos crearon para canalizar los comentarios «afines».

En cuanto al candidato que más comentario generó, la palma se la llevó el presidente del Gobierno en funciones y líder del PP, Mariano Rajoy, que «protagonizó» 135.000 tuits, seguido del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que tuvo 113.153 comentarios; Albert Rivera, con 75.372 y, por último, Pablo Iglesias, el candidato de Unidos Podemos, que recogió 67.197 tuits. Llama la atención el hecho de que el líder de Podemos, el más activo en redes sociales y el que habitualmente mejor se mueve en este terreno, sea el menos «mencionado» en Twitter.

Sin embargo, en lo que se refiere a las formaciones políticas, sí que fue Unidos Podemos la más mencionada por los usuarios de la red social: 89.285 en total, aunque esta cifra tiene una pequeña «trampa», ya que suma los comentarios de @iunida (51.381) y @ahorapodemos (37.904), los dos partidos que conforman la coalición.

No deja de sorprender (o quizás precisamente por eso) que los tuits referidos a Izquierda Unida fueran tan numerosos cuando su candidato, Alberto Garzón, no estuvo presente en el debate.

El siguiente partido más mencionado en los comentarios fue el PSOE (54.015), PP (51.874) y Ciudadanos (27.881).

El volumen de estas cifras deja claro que el público, y especialmente la franja de edad más joven que suele ser la más activa en las redes sociales, sí tiene interés por los temas políticos. En este sentido, es cada vez mayor el esfuerzo que los propios partidos realizan para liderar ese «ruido» en Twitter. De hecho, durante la emisión del debate los equipos de redes de las formaciones funcionaron a pleno rendimiento lanzando constante consignas, destacando los mensajes de sus líderes, apoyando con infografías con cifras los datos de los candidatos, respondiendo a los partidos rivales...

Los políticos tienen claro que los votos también se pelean en las redes sociales y que cada vez es más importante, no sólo estar presente, algo que ya hacen todos, sino ser activos y mostrar cierta retroactividad con los usuarios.

Del mismo modo, las estrategias de los expertos en redes también han llevado a los candidatos a elegir las redes, sobre todo Twitter y en estas elecciones también Periscope, para adelantar mensajes o anunciar novedades.

En cualquier caso, no siempre queda claro si determinados mensajes responden a una estrategia política o son «fuegos» que luego los responsables de redes tienen que tratar de apagar, como es el caso del lanzado ayer por Jordi Sevilla en el que hablaba de apoyar la lista más votada.

¿Error o estrategia política? Dado el empeño posterior del político y del resto del partido para tratar de aclarar lo dicho, todo hace indicar que se trató de un error de coordinación.