Actualidad

Visiones hispanas

El caso es que Reino Unido ha conseguido, para sí, ni lo que Napoleón, ni Felipe II ni Hitler consiguieron, el aislacionismo (y, por definición, quien se separa o divorcia, puede terminar teniendo con «el otro» una «relación pacífica»; o no)