Economía para septiembre: Motor de arranque

Los expertos están todavía debatiendo si las últimas cifras del PIB de la eurozona sirven para decir adiós a la crisis además de despedir técnicamente a la recesión. El 0,3% de crecimiento del PIB en la zona euro abre esperanzas pero no elimina el escepticismo. Después de tantas decepciones se busca una arrancada briosa de la economía. En España se mira mucho al turismo, que puede alcanzar récord de visitantes extranjeros este año. Sin embargo, a la chita callando, el sector que está tomando posiciones en la parrilla de salida, lucha por quedarse con la «pole position» y liderar la carrera es el mundo de las cuatro ruedas. El sector del automóvil quiere pisar el acelerador para dejar de una vez por todas atrás las curvas traidoras de la crisis. Hay estrellas que comienzan a brillar, como por ejemplo la de Mercedes. El constructor alemán ha batido sus propios récords históricos. En lo que va de año, la multinacional propiedad de Daimler, con sede en Stuttgart, ha vendido 700.000 coches, casi un 6 y medio por ciento más que en el mismo periodo de 2012. El fabricante de automóviles más antiguo del mundo marca el camino de la recuperación en un sector industrial clave para Europa y para España en particular. No sólo eleva ventas Mercedes, también el gigante alemán Volkswagen, que ha matriculado casi cinco millones y medio de unidades. Destacan los fuertes avances en Asia, más del 16%, pero resalta también el intenso incremento de las ventas de su filial española SEAT, algo que nos afecta más directamente. SEAT incrementó sus matriculaciones un 12%, pero la comercialización de sus productos en Alemania se disparó un 30%, para que después digan que la recuperación alemana no nos afecta. Todo esto, más pronto que tarde, se trasladará al empleo. El mejor ejemplo lo tenemos en la Ford de Almussafes, donde su plantilla aumenta en estos días en 1.340 personas gracias a nuevas contrataciones y a la implantación del turno nocturno ante una mayor carga de trabajo por los lanzamientos previstos en el otoño.Llama la atención que más de la mitad de los nuevos contratados por Ford sean ingenieros o diplomados de grado superior de Formación Profesional. La reactivación del sector del automóvil es crucial para España. El 87% de lo que se fabrica en las plantas españolas se exporta. Los coches suponen más del 16% de lo que vende España fuera. La construcción, fabricación de piezas, industria auxiliar, distribución, mantenimiento, etc. representa a más del 10% del PIB español. Por cierto, en esta crisis se han cerrado decenas de factorías automovilísticas en Europa, mientras España sigue atrayendo inversiones. ¿Podría ser un motor de arranque?