Blázquez: “El mapa político que nos dejan las elecciones es complejo, y nos llena de inquietud”

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, el candenal Ricardo Blázquez durante la presentación del libro "Memorias con esperanza".
El presidente de la Conferencia Episcopal Española, el candenal Ricardo Blázquez durante la presentación del libro "Memorias con esperanza".

El próximo 14 de febrero se cumplirá un año desde que Ricardo Blázquez fuese nombrado cardenal de la Iglesia católica por el Papa Francisco. Con motivo de este aniversario, la revista diocesana Iglesia en Valladolid ha realizado una entrevista al cardenal en la que ha hablado sobre la acogida del directorio diocesano para la iniciación cristiana, su relación con el Papa y la situación política en España.

Blázquez quiso dar su opinión sobre el mapa político tras las elecciones del 20-D definiéndolo como “complejo” y “lleno de inquietud”. Es por ello que ha querido subrayar la dimensión de la esperanza en medio de las dificultades, pues de esta manera “responderemos razonablemente a los desafíos planteados”. El cardenal quiso concienciar a la población de que “somos responsables de la España actual y también de la que dejemos a los que vengan después de nosotros. Es hora de la magnanimidad, no de la mezquindad. Ejerzamos la generosidad unos con otros”.

De sus encuentros con el papa Francisco durante las asambleas del Sínodo de los Obispos, dedicadas a la familia, reconoce que le llamó la atención el agradecimiento que había mostrado siempre el Santo Padre con él por su trabajo. “Quiero destacar la cercanía que siempre me ha mostrado el Papa y reiterar mi disponibilidad para colaborar con él”.

En cuanto a las nuevas orientaciones recogidas en el Directorio Diocesano para la Iniciación Cristiana, el cardenal declaró que responden “al subrayado que viene haciendo la Iglesia sobre la necesidad de profundizar en la iniciación cristiana”. Blázquez quiso resaltar que “nos encontramos en un contexto de sociedad e Iglesia muy distinto al que existía hace 50 años y hoy se necesita fortalecer la pertenencia a la Iglesia, reavivar una fe personalizada y bien formada. Por ello la iniciación cristiana y los sacramentos que la van marcando es parte primordial de la tarea pastoral de la Iglesia y también de nuestra diócesis”.

Blázquez quiso aprovechar la entrevista para invitar a todo el mundo para que el Año de la Misericordia “sea un encuentro con Dios, nuestro Padre, que viene a buscarnos. Con la renovación del corazón que provoca el encuentro con el Señor, seremos capaces de encontrarnos con los demás a través de la misericordia, sabiendo perdonar y dejándonos perdonar. Será un año de renovación espiritual y de impulso apostólico”.