Osoro defiende la familia fundada en el matrimonio para garantizar el futuro

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha reivindicado hoy la "familia fundada en el matrimonio"como elemento básico de la vida y del desarrollo de una sociedad y ha considerado que trabajar en apoyo de este núcleo familiar supone "garantizar el futuro de la humanidad y contribuir a renovar la sociedad".

Osoro ha hecho este llamamiento durante la homilía que ha pronunciado esta mañana en la tradicional Misa de la Sagrada Familia, que este año ha cambiado el escenario de la madrileña Plaza de Colón -donde venía celebrándose desde hace seis años y congregando a miles de personas- por la catedral de La Almudena.

"Es en la familia cristiana donde descubrimos cómo la vida que nace se acoge con generosidad y responsabilidad, y al ser humano se le entrega todas las dimensiones de la existencia que son necesarias para que alcance su vida real y, así, el futuro de la humanidad esté asegurado", ha destacado Osoro.

El arzobispo de Madrid ha invitado a acercarse a la Sagrada Familia de Nazaret porque, ha dicho, es el prototipo de toda familia cristiana y hay que aproximarla "al mundo en el que vivimos y en el que está fraguándose una nueva época".

"Sed valientes, familias, vivid lo que tenéis", ha animado Osoro, quien ha afirmado que el mundo "necesita la fecundidad de la vida cristina".

Ha destacado además que es en la familia "donde mejor se ve y se construye la cultura del encuentro"porque es lugar de convivencia entre generaciones, "donde nadie queda excluido, donde todos son necesarios y cada uno recibe el amor y la ayuda que necesitan".

Asimismo, ha hecho hincapié en que "las virtudes esenciales para la vida"se aprenden y desarrollan en la familia y ha insistido en que "hoy es día de entregar belleza al matrimonio y a la familia".

Una jornada en la que desde las diez de la mañana hasta que ha comenzado la Misa de la Sagrada Familia, el arzobispo de Madrid ha bendecido a todas las familias que han querido acercarse hasta la catedral.

La bendición se prolongará durante toda la jornada y a las 19:00 horas, Osoro presidirá el rezo de Vísperas, con bendición con el Santísimo Sacramento y bendición especial a los novios que quieran sumarse a esta fiesta.

Esta celebración, que este año lleva por lema "La alegría del Evangelio de la Familia", comenzó ayer por la tarde con la exposición del Santísimo en la cripta de la catedral durante 24 horas, y concluirá hoy a las 20.00 horas con un concierto de Navidad a cargo del Coro y la Orquesta de la Jornada Mundial de la Juventud.

Durante toda la jornada se están celebrando distintas actividades lúdicas, ha habido una representación teatral de la Adoración de los Magos con un teatro guiñol, y al término de la misa se obsequiará a los más pequeños con un chocolate caliente.

En sus primeras navidades como arzobispo de Madrid, Carlos Osoro ha decidido poner fin a la tradicional Misa de las Familias que todos los años oficiaba su antecesor en el cargo, Antonio María Rouco Varela, y que congregaba en la Plaza de Colón a miles de familias españolas y europeas.

El motivo, según fuentes del arzobispado de Madrid, es que los sacerdotes de las vicarías que ha visitado Osoro le han trasladado su deseo de vivir esta fiesta de una forma más diocesana, además de que los obispos de la Conferencia Episcopal también han querido celebrar esta misa en sus propias ciudades.