Sin coche blindado en Egipto

El Vaticano se muestra «tranquilo» respecto al viaje del Papa pese a la alerta por terrorismo. El discurso de la conferencia internacional de paz, el más importante de los cinco que pronunciará

El Papa Francisco, ayer, en una misa en Domus Sanctae Marthae, en Ciudad del Vaticano
El Papa Francisco, ayer, en una misa en Domus Sanctae Marthae, en Ciudad del Vaticano

El Vaticano se muestra «tranquilo» respecto al viaje del Papa pese a la alerta por terrorismo. El discurso de la conferencia internacional de paz, el más importante de los cinco que pronunciará

A pesar de lo arriesgado que resulta una visita de tales características y de la máxima alerta por el terrorismo islamista, el Papa ha decidido no adoptar apenas medidas de seguridad extraordinarias los próximos 28 y 29 en su permanencia en el Cairo. El Vaticano presentó ayer el viaje del Papa Francisco a Egipto, uno de los más importantes de su pontificado, y en el que se prevé que haga un concienzudo llamamiento a la paz y critique, una vez más, los fundamentalismos religiosos.

Después de los ataques terroristas en dos iglesias coptas de Egipto que causaron la muerte de decenas de cristianos, las fuerzas de seguridad egipcias y del Vaticano preparan todo midiendo cada acontecimiento al milímetro para evitar cualquier imprevisto. A pesar del peligro real, el Pontífice utilizará para sus desplazamientos un vehículo normal, sin blindajes, en contra de lo que se había publicado hace días en Italia.

El portavoz de la Santa Sede, Greg Burke, señaló que las medidas de seguridad serán las mismas que en otros viajes papales, y que Egipto tomará las mismas precauciones que con cualquier otro Jefe de Estado de visita en el país. Así, explicó que «el Papa se desplazará en un vehículo normal, no en uno blindado. Será un vehículo cerrado, no será uno abierto, pero será un vehículo normal».

No obstante, el director de la oficina de prensa recordó que la situación mundial actual ha llevado a extremar las medidas de seguridad en todo el mundo, no sólo en lo que respecta al Vaticano. «La seguridad es un tema importante aquí, en Inglaterra, en Estados Unidos...». Respecto a la decisión de que el Papa no haya cancelado el viaje después de los últimos atentados terroristas, señaló que el objetivo es «mostrar así un signo de cercanía con este pueblo herido». «No voy a usar la palabra ‘‘preocupación’’, pero vivimos en un mundo donde este aspecto –la seguridad– forma parte de la vida. Seguimos adelante, con serenidad, como es la voluntad del Papa».

El viaje a Egipto, el número 18 de su pontificado y el país 27 que visitará, tiene, en definitiva, tres metas fundamentales: pastoral, por su especial atención a los pocos católicos que hay en el país; ecuménica, a través del diálogo con la Iglesia Copta Ortodoxa; e interreligiosa, para tender puentes con los musulmanes. Francisco estará acompañado del Papa de la Iglesia Copta, Tawadros II, así como del Patriarca ecuménico de Constantinopla por invitación expresa del Gran Imán de la Mezquita de al Azhar, el jeque Ahmed Mohamed el-Tayyib, que además se reunirá con el Pontífice.

El Papa llegará el viernes a las 14:00 horas al aeropuerto internacional de El Cairo, donde tendrá lugar la acogida oficial y, a continuación, se desarrollará la ceremonia de bienvenida en el Palacio presidencial de Heliópolis. Después, Francisco realizará dos visitas de cortesía: al presidente de la República y al Gran Imán de Al-Azhar, a quien también recibió hace algunos meses en el Vaticano. El siguiente acto fuerte será el encuentro con las autoridades del país y la visita Tawadros II, con quien seguro que hablará sobre los ataques terroristas y la lucha contra el terrorismo.

El día terminará con una cena en la nunciatura y el saludo a unos 300 jóvenes que ya se encuentran en El Cairo en peregrinación con motivo de la visita. Al día siguiente, sábado, celebrará la Santa Misa a las 10:00 horas en el Estadio del Ejército del Aire egipcio, con capacidad para 25.000 espectadores, un lugar elegido como escenario hace pocos días, según Burke, y que cuenta con la seguridad suficiente para que el Papa pueda utilizar el papamóvil descubierto. La jornada terminará con un almuerzo con obispos y clero egipcios y un encuentro de oración en el que participarán religiosos y seminaristas católicos. En total, Francisco pronunciará cinco discursos, siendo el más importante el de la conferencia internacional de paz del viernes.