Actualidad

Tajamar ganó el I Concurso de Villancicos de LA RAZÓN

Hoy es Navidad Jesús nacerá por ti. Esta fue la emotiva frase con la que concluyó la letra de la melodía ganadora del I Concurso Escolar de Villancicos organizado por La Razón.

Publicidad

Hoy es Navidad Jesús nacerá por ti. Esta fue la emotiva frase con la que concluyó la letra de la melodía ganadora del I Concurso Escolar de Villancicos organizado por La Razón. Las voces de los niños del 4º curso de Primaria del Colegio Tajamar consiguieron imponerse a los otros cinco centros con Jesús nacerá, una versión de la exitosa canción Ho Hey, del grupo norteamericano The Lumineers, más conocida por su empleo en el anuncio de televisión de Coca-Cola «Benditos Bares». En su interpretación, destacaron los solos de Sergio Álvarez, que hizo uno de flauta sin que le temblara el pulso en medio del escenario, y Sergio Vicencio.

Colegio Montealto consiguió el segundo galardón con Huachito Torito, «un villancico argentino muy bonito» como comentaba Irene Ceballos, una de las 27 niñas que integraban el coro de niñas de 3º de Educación Primaria. El conjunto se atrevió a cantar ,tras afinar las voces con la flauta de su directora, una canción vocal muy compleja sólo acompañada por algunos instrumentos de percusión.

La versión más navideña de Solo en casa la trajeron al escenario las benjaminas, las niñas de 1º y 2º del Colegio Nuestra Señora de Schoenstatt. Después de una primera parte instrumental, en la que destacó el sonido de una quena o flauta andina, tocada por la hermana Susana María, las niñas, ataviadas con su característico cárdigan naranja, culminaron la actuación cantando y deseando a todos Feliz Navidad.

En cuarta posición, quedó el Colegio Nuestra Señora de la Merced con En todo Belén, en el que se cuenta la historia del nacimiento del Niño; una historia bien conocida por todos, pero interpretada de una manera diferente. Los pequeños de 4º de Primaria incluso se atrevieron a hacer una y sencilla coreografía que no sólo gustó al público, sino que lo animó a a dar palmas al ritmo de la música.

Publicidad

Promoviendo valores

Yo quiero una Navidad distinta, en la que el odio y el rencor no tengan sitio; en la que el pobre sea tratado como el rico y que no influyan los colores de la piel. Yo quiero una Navidad distinta donde el amor y la paz lo sean todo. Éste fue el profundo y sincero mensaje que el 4º curso de Primaria del Colegio Nuestra Señora de las Delicias transmitió al público con su villancico, que obtuvo el quinto lugar.

Publicidad

En sexta posición, otra genial adaptación de Feliz Navidad, a partir de la canción Happy Ending, del divertido cantante de origen libanés Mika, en las voces de los niños de 3º de Educación Primaria del Colegio Montpellier, que inevitablemente acabaron balanceando su cuerpo al ritmo de la pegadiza y rítmica canción.

Sin duda, el jurado, compuesto por Gema Pajares (jefa redactora de Cultura de La Razón), Javier Martí (presidente de la Fundación Excelentia), Carlos Clemente (director de Unión Musical Española), José Ignacio Robles (director adjunto de Medios de Comunicación de la Comunidad de Madrid) y Francisco Hiraldo (intérprete y compositor de Capitán Truxton), no lo tuvo nada fácil a la hora de decidir el ganador debido al gran nivel que demostraron todos los concursantes. De hecho, Carlos Clemente, de Unión Musical, indicaba que «ha habido un nivel muchísimo más alto del que me esperaba. Me gustaría destacar la creación original de casi todos los villancicos, lo bien ejecutados que estaban y, sobre todo, lo pegadizos que eran».

Hacia las 10:30 horas de la mañana, empezaron a arremolinarse en torno a las puertas del Auditorio Nacional de Madrid los primeros pequeños concursantes acompañados de las familias. En la plaza frente al edificio empezaron los primeros juegos, las primeras carreras y los primeros comentarios y pronósticos. Poco a poco, los niños fueron pasando al interior del edificio y cada grupo fue posando en el 'photocall', «como los famosos», comentaron jocosamente más de un niño. Irradiaban ilusión y mascaban nervios ante la inminente subida al escenario para defender el villancico que les había llevado hasta la última fase de este concurso.

Lucía Pulido, alumna del Colegio Nuestra Señora de la Merced, confesaba que «no he podido dormir en toda la noche de los nervios por salir a cantar». Su compañera Mercedes Girón, graciosa e inquieta, decía estar también impaciente.

«Tenemos un día de sol estupendo, un día especial para celebrar la gran final del I Concurso Escolar de Villancicos». De esta manera, ante la Sala de Cámara, repleta por 700 personas entre concursantes y espectadores, Roberto Brasero, periodista y reconocido hombre del tiempo de Antena 3, tras una gran ovación, dio comienzo a la esperada gala.

El maestro de ceremonia también dio a los niños y niñas una serie de recomendaciones: «disfrutad e intentad calmar los nervios para hacerlo al máximo». Enseguida, fue presentando los colegios a medida que fueron subiendo al imponente estrado, en orden alfabético. El Colegio Nuestra Señora de las Delicias rompió el hielo, seguido por Nuestra Señora de la Merced, Montealto, Montpellier, Nuestra Señora de Schoenstatt y Tajamar. Todo un espectáculo sobre las tablas.

Publicidad

Hay que destacar que estos seis grupos fueron los finalistas elegidos entre los 60 vídeos que se presentaron al concurso. Ana Obrero, alumna del Colegio Montpellier, daba las gracias a todos los que les habían votado, ya que «sin ellos, sin los votos de nuestras familias y amigos, además del resto de la gente que nos ha apoyado, no estaríamos aquí. Llegar a la final ha sido el verdadero premio porque se presentaron muchos colegios».

Consenso y unión

Tras la actuación de cada uno de los grupos, durante la deliberación del jurado, Brasero propuso espontáneamente cantar un villancico común «por consenso y unión, en un mundo que parece que lo que prima es precisamente lo contrario». Todos los niños, esta vez juntos, subieron de nuevo al escenario. Tras ponerse de acuerdo sus profesores y directores de coro, decidieron entonar el conocido por todos Campana sobre campana.

Sin duda, éste fue uno de los momentos más emocionantes de la mañana en el que todos unidos colaboraron. Entre los chicos había repartidas multitud de panderetas, triángulos, cascabeles y algunas castañuelas. Tocaron las guitarras Sergio Hernández, profesor de música y director del coro del Colegio Nuestra Señora de las Delicias; la hermana María, del Colegio Nuestra Señora de Schoenstatt; Pedro Méndez, del Montpellier; María Eugenia Cabrera, de Nuestra Señora de la Merced, y Raúl Larrocha, de Tajamar. Fernando Larrocha acompañó con el cajón y la hermana Susana María con la quena. Incluso, el público se animó a cantar y siguió los ritmos con las palmas.

Hay que destacar el apoyo de los patrocinadores, sin los cuales no habría sido posible este evento. Entre ellos, la compañía de juguetes de construcción Lego; SuperBurger, de la empresa Peggy Sue´s; el centro comercial especialista en moda Moraleja Green, la compañía DKV Seguros; la tecnológica Vexia; la empresa de distribución y venta de artículos de música Union Musical Española; CaixaBank; la innovadora Reticare; el Gran Circo Mundial, y la Comunidad de Madrid.

60 colegios participaron en la primera fase

Jingle bells, jingle bells, jingle all the way! Oh what fun it is to ride in a one-horse open sleigh... Seguro que les suena. Éste ha sido el villancico más cantado por los niños de los 60 colegios que han participado en este I Concurso Escolar de Villancicos La Razón. Entre los centros que se decantaron por Jingle Bells se encontraba el Colegio Virgen de Mirasierra o el Colegio Torrevilano, que presentó una versión rockera.

Sin embargo, no fueron los únicos que se apuntaron a interpretarlos en lengua inglesa. Por ejemplo, el Colegio Zuloaga sorprendió con una versión del tradicional Deck the Halls, que trae a la mente escenas de películas en la que niños cantan pidiendo el aguinaldo ante la puerta de un vecino.

Sin embargo, los que más éxito han tenido han sido los interpretados por cantantes reconocidos internacionalmente. Entre ellos, Mistletoe, de Justin Bieber, cantado por los alumnos de Sek Ciudalcampo o All I want for Christmas is you, de Mariah Carey, en las voces de los chicos del segundo ciclo de Nuestra Señora de Lucero.

También hubo otros de autores latinos famosos como Más Allá, de Gloria Estefan, elegido por el CEIP Antonio Machado, o Navidad es Navidad, de José Luís Perales, con la que el Trinity College-Liceo Serrano hizo una apuesta fuerte.

Todos los colegios participantes corresponden a la Comunidad de Madrid. De hecho, incluso entre los villancicos había un chotis: Cuando llegues a Madrid, reconvertido magistralmente a canción navideña por el Colegio Fray Luis de León. La ilusión de los más pequeños destacó en piezas como Tres pastelitos. Dos centros coincidieron en su elección, Aldeafuente y Pequeño Príncipe. También coincidieron en su indumentaria, vestidos de cocineros bailaban al son de la música.

A pesar de predominar villancicos más modernos, en inglés o, incluso, en chino, como el que interpretaron los atrevidos niños del Colegio Europeo de Madrid, por supuesto en un concurso como éste no podían faltar melodías tradicionales como Campanita del lugar (Colegio Vedruna), Los ángeles del cielo cantando gloria están, (Centro Paraíso de los Sagrados Corazones), o el internacional Noche de Paz (Colegio Miramadrid). Incluso, algunos se atrevieron a coreografiar sus actuaciones. Es el caso del CPEIP Estados Unidos de América-Huarte de San Juan, que se divirtieron cantando y bailando En el cielo brilla una estrellita, o el Colegio Edith Stein, que presentó un original videoclip

Todos los niños inscritos pertenecen al primer o segundo ciclo de Primaria. Para participar bastaba con subir un vídeo con la unterpretación del villancico elegido a una web instalada para la ocasión. La votación para elegir a los finalistas se llevó a cabo mediante una votación online entre el 30 de noviembre y el 10 de diciembre.

Y, al final, regalos para reconocer el esfuerzo y el alto nivel de todos

Al final de la mañana llegó el acontecimiento más esperado por todos: la entrega de premios. Cuando comenzó el concurso, todos se daban por ganadores, alentados por los ánimos de sus familias; sin embargo, el jurado tuvo que valorar y votar para dar a conocer a los mejores de la jornada. Los alumnos del Colegio Tajamar recibieron, además de su trofeo, un Vexia Tablet Plus 10. Un 'tablet' Android con procesador Intel pensado especialmente para los niños. Incorpora los novedosos Zippers, una tecnología pensada para que los más pequeños aprendan jugando, viendo vídeos o haciendo uso de las múltiples aplicaciones accediendo a ellas de forma sencilla. Como complemento esencial al 'tablet' de Vexia también recibieron Reticare, la primera y única gama de protectores oculares pensada para el confort y la protección visual de los niños mientras usan tableta. Reticare evita golpes y arañazos en la pantalla. Hay que destacar que ha sido inventado, desarrollado y fabricado íntegramente en España.

El Colegio Montealto y el de Nuestra Señora de Schoenstatt, al igual que Tajamar, recogieron, aparte de sus trofeos, y de otros muchos premios, un lote de instrumentos musicales entre los que destacan guitarras, baterías electrónicas o un bajo eléctrico. Carlos Clemente, director de Unión Musical, indicó que «es un regalo para que los niños puedan estudiar música y aprovechar los valores que de ésta se derivan como la memorización, la autodisciplina, la atención o el mimo por los detalles». Sin embargo, no sólo hubo regalos para los ganadores. Todos los colegios recibieron una gran cesta de Navidad por cortesía de Martí. Además, cada uno de los alumnos que recibió un pack que, entre otros presentes, contenía libros de «Las aventuras de Lobato», escrito por Jean-François Kieffer y publicado por la Editorial Encuentro. Lobato es un niño huérfano, músico y poeta, amigo de Francisco de Asís y del Hermano Lobo. Sus aventuras permiten soñar sonreír y pensar sobre la vida, los valores y la fe. Otro de los regalos estrella fueron los juguetes Lego de las series «Lego Friends» y «Lego China», entre otras. Fernando Carroza, del Colegio Montpellier, desveló que él también había pedido «Legos» en su carta a los Reyes Magos.

El Gran Circo Mundial, Moraleja Green, Comunidad de Madrid, DKV Seguros y Caixa Bank también colaboraron en el patrocinio del evento. A la salida del Auditorio Nacional, los que desearon pudieron degustar una de las ricas hamburguesas o uno de los sabrosos perritos calientes de SuperBurger, de Peggy Sue´s, gracias al puesto móvil instalado para la ocasión.

El I Concurso Escolar de Villancicos ha tenido un gran éxito de participación. Tomás Avilés,del Colegio Nuestra Señora de las Delicias, señaló que «me lo he pasado muy bien cantando, el próximo año volveremos a participar». Y, como dijo Roberto Brasero, «el verdadero premio no es ganar, sino haber actuado en un lugar como el Auditorio Nacional y haber hecho un poco más felices a todos con sus villancicos».