La Asociación Médica Mundial: “Es deplorable que no se proteja a los sanitarios”

Envía una carta a Pedro Sánchez en la que condena que “el personal de la salud sea enviado indefenso al fuego ardiente de la infección”

Hospital Jiménez Díaz . Aplausos a los sanitarios .
Hospital Jiménez Díaz . Aplausos a los sanitarios .Ruben mondelo .La razon .

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), Serafín Romero, la organización que representa a los facultativos españoles y en las que se encuentran adscritos actualmente alrededor de 265.000, ha escrito una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que le traslada un “llamamiento urgente para proteger a los profesionales de la salud” en nuestro país, formulado por la Asociacion Médica Mundial (AMM). Esta organización internacional independiente de entidades médicas agrupa a más de nueve millones de médicos de 112 países, y a ella pertenece también el Consejo General español.

En la misiva, el presidente de esta corporación profesional, Serafín Romero, recuerda que ya ha expresado “públicamente en varias ocasiones la necesidad de establecer medidas urgentes, eficaces, efectivas y eficientes para proteger al personal sanitario que con talento humano está trabajando dispuesto, con ética y vocación, asumiendo un gran riesgo”. Romero recuerda que el número de profesionales infectados supone ya un 14%, “y no podemos seguir asistiendo a un incremento de casos de infección, con consecuencias muy graves a veces a título personal”.

“Le animamos a que aproveche esta oportunidad para intervenir urgentemente y avance en las acciones necesarias con el fin de proteger a todos los profesionales sanitarios de España que luchan a diario en el epicentro de esta pandemia Covid-19”. El presidente del Consejo de la AMM, Frank Ulrich Montgomery, se solidariza con los médicos españoles y se lamenta de que “gran parte del tiempo están haciendo su trabajo sin estándares mínimos de protección personal. Es deplorable que incluso en los países más ricos del mundo no se puedan mantener los estándares de protección más simples y que el personal de la salud sea enviado indefenso al fuego ardiente de la infección”.

“Además, no hay suficiente personal, no hay suficiente equipo y no hay suficientes lugaes en unidades de cuidados intensivos”. En este punto, aprovecha para instar a los gobiernos de todo el mundo a “proporcionar urgentemente a todas las unidades de atención médica que lo necesiten el equipo de protección (EPP) necesario, a establecer cadenas de suministro sostenibles para el EPP, a dar prioridad a la distribución del EPP a las unidades de salud, y a construir y distribuir un número suficiente de ventiladores para atender a pacientes enfermos”.