Coronavirus

Los respiradores “light” que se fabricarán en Móstoles

Hersill producirá unos equipos más aptos para el transporte que para las UCIS

Thumbnail

De momento, 34 procedentes de la multinacional General Electric, y otros 96 que se entregarán entre mañana y las próximas semanas, según fuentes de la compañía. Y 40 anunciados procedentes de Draeger, la factoría alemana que también los produce. La angustiosa falta de equipos de ventilación para tratar de salvar a los infectados ingresados en las unidades de críticos ha llevado al Gobierno a buscar alternativas en el mercado, y una de ellas se encuentra en Móstoles.

El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, acudió ayer a la planta que Hersill tiene en la localidad madrileña para dar fe de su preocupación por la ausencia de unos equipos que son básicos. Los respiradores de dicha empresa, con capacidad para producir unos 3.000 al mes, no son los específicos que deben emplearse en las UCIS. De hecho, están pensados para la ventilación en Neumología y para el transporte, aunque algunas unidades de críticos los utilizan «y te sacan de apuros», señala un intensivista con el que ha contactado este periódico. Otro asegura que los equipos casi artesanales de Hersill «te permiten mantener de forma bastante decente a los enfermos hasta que tengas un respirador sofisticado», aunque puntualiza que los sanitarios que los usen deberán tener un extremo cuidado para no dañar a los enfermos. La falta de respiradores en los hospitales ha llevado a algunos de ellos a utilizar los que se estaban empleando en investigaciones con cerdos para intentar salvar la vida de los pacientes. Sin respiradores no pueden abrirse camas para atender a pacientes en estado crítico.