Coronavirus

¿Estás embarazada? Siete recomendaciones para cuidarte durante el confinamiento

Una mujer embarazada.
Una mujer embarazada.

Nos encontramos en la quinta semana de confinamiento por Coronavirus y esto nos ha llevado a cambiar nuestro día a día y a extremar las precauciones ante este nuevo virus, en especial a las mujeres embarazadas que experimentan cambios en su cuerpo que pueden incrementar el riesgo hacia ciertas infecciones. Todavía no hay suficientes datos para que la estadística ayude a los médicos a determinar si una mujer embarazada tiene, en comparación con el resto de la población, mayor probabilidad de contraer Coronavirus o enfermar gravemente a consecuencia de este.

Conocemos muy poco de la pandemia que está asolando el mundo, pero sí sabemos que otros virus, responsables de infecciones respiratorias similares a las provocadas por el Covid-19, aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades graves durante el embarazo. Influenza, SARS, MERS... son solo ejemplos de batallas pasadas que nos recuerdan la importancia de extremar las precauciones ante este tipo de agentes invasores cuando hablamos de mujeres embarazadas.

Es por ello por lo que además de seguir las medidas de protección y confinamiento ya conocidas, las mujeres embarazadas sigan una serie de directrices y consejos que les ayuden a vivir esta bonita etapa en mitad de un momento tan atípico.

La doctora Paula Soriano, ginecóloga del hospital Quirónsalud Murcia, ofrece una serie de recomendaciones que ayudarán a las mujeres embarazas a sobrellevar mejor estos días en casa.

  1. Protégete: Lo más importante es que si te encuentras embarazada durante el confinamiento permanezcas en casa. Es tan importante extremar las medidas de precaución si estás embarazada durante el confinamiento como evitar el contacto con otras personas y lavar tus manos con frecuencia. Hasta el momento no se han documentado casos de malformaciones ni otras complicaciones asociadas a la infección por este virus, sin embargo, hay muy pocos datos todavía y cualquier protección es poca.
  2. Come saludable: Estar en casa 24 horas puede hacer que queramos terminar con la despensa. Plantéate unos horarios de comida que sean lo más similares posibles a los que tienes día a día en tu vida normal. No caigas en hacer comidas rápidas. Aprovecha el tiempo en casa y haz una dieta rica y variada. Pon imaginación a tus platos y encima disfrutarás en la cocina. Organízate incluso las comidas para todos los días, en forma de menú. Una forma sana de pasar las horas de los largos días en casa.
  3. Intenta tomarte tiempo a lo largo del día para ti: Si estabas llevando algún entrenamiento adaptado o ejercicio tipo yoga o pilates, aprovecha algunos momentos del día para hacer una pequeña rutina y hacer los ejercicios en casa. Eso te despejará y te mantendrá en forma. Busca tutoriales en internet e incluso aprovecha las redes sociales que tanto están ayudando ahora con transmisiones en directo. Eso sí, siempre adaptado a lo que estabas haciendo en tus clases normales. Sin una supervisión no es bueno forzar por el riesgo de lesión o por no ser ejercicios adecuados para ti. Mantente en forma, pero con responsabilidad.
  4. Teletrabajo: Es posible que durante el día debas pasar algunas horas trabajando desde casa. Intenta no mantenerte demasiado tiempo en la misma posición, levantándote cada cierto tiempo a mover las piernas. Realiza estiramientos y adapta la silla de trabajo para no forzar la posición de la espalda. Si puedes, sobre todo si te encuentras en el tercer trimestre de embarazo, utiliza la pelota de pilates o yoga para que te ayude a reforzar la zona de la pelvis y el suelo pélvico y, además, mejorar los dolores de espalda.
  5. Si te toca pasar estos días en casa con peques, cuídate mucho, no fuerces posturas ni hagas excesivos esfuerzos. Adapta los juegos a tus posibilidades. Hay muchísimas opciones de juegos con los peques de la casa y no tienes que estar corriendo detrás de ellos todo el día. Ármate de paciencia y de imaginación.
  6. Continúa con tus controles de embarazo según las indicaciones de tu ginecólogo/obstetra y de tu centro de salud. Es posible que, ante esta nueva situación, tus citas se hayan visto modificadas e incluso algunas postpuestas. Cuando tengas que ir al hospital o centro de salud, intenta no estar en contacto cercano con otros pacientes, mantén la distancia de seguridad. Acude a tu hora, pero no llegues con demasiada antelación para no estar durante mucho tiempo en los hospitales por el riesgo que conlleva.
  7. Sé positiva y piensa en todo el tiempo que vas a tener para organizar la llegada del nuevo miembro de la familia. Tienes tiempo para hacer todo con tranquilidad, sin estrés ni agobios. Aprovecha y disfruta.

Como sociedad estamos viviendo tiempos difíciles, pero eso no hace que el embarazo deje de ser un momento muy importante y bonito, así que no dejemos que el Coronavirus nos prive de disfrutarlo. Desde Quirónsalud recuerdan la importancia de seguir en estos momentos las indicaciones de salud de fuentes oficiales, y se suma a todos los consejos que estas ofrecen.