Siete ventajas del ayuno intermitente

No se trata de una dieta, sino de un esquema alimentario que, realizado bajo control, puede tener beneficios

Algunos especialistas son partidarios de realizar ayuno intermitente bajo supervisión
Algunos especialistas son partidarios de realizar ayuno intermitente bajo supervisión

El ayuno intermitente no es ninguna dieta de moda. De hecho, no es una dieta en absoluto: el ayuno intermitente es un esquema alimentario que indica en qué días se come «normal» y en cuáles se ayuna. Un ejemplo conocido es el esquema 5:2, según el cual se come normal durante cinco días y en los otros dos se ingieren unas 300 calorías diarias para saciar un poco el hambre. Por supuesto, en los días de alimentación común es especialmente importante comer suficientes proteínas buenas, grasas, fibras, vitaminas y minerales. También se puede seguir tomando la suplementación básica en los días de ayuno, en las horas de la comida. Sus ventajas:

-Bueno para la sensibilidad a la insulina. Se ha demostrado que reduce en todo caso la insulinorresistencia entre los hombres. También se ha visto que reduce el nivel de glucosa en la sangre.

-Menos estrés oxidativo e inflamaciones, que es un factor importante dentro del proceso de envejecimiento y, junto con las inflamaciones de bajo grado, está detrás de muchas enfermedades crónicas. Varios estudios señalan que el ayuno intermitente hace más resistente al cuerpo contra el estrés oxidativo.

-Posiblemente bueno para el corazón. Aunque los estudios se han realizado principalmente con animales, los primeros resultados son prometedores.

-Estimula la reparación celular. Durante el ayuno, todos los procesos de reparación del cuerpo se aceleran. Así, se activan las células de una ruta metabólica que se llama autofagia. Se trata de una especie de procesamiento de residuos: las células limpian las proteínas y los restos de proteínas que están rotas y no funcionan y que se han ido acumulando en las células.

-Bueno para el cerebro. Diferentes estudios con ratas han demostrado que el ayuno intermitente estimula el crecimiento de nuevas neuronas. Además, también aumenta los niveles de la hormona cerebral llamada «factor neurotrófico derivado del cerebro» (FNDC), cuyo déficit se ha relacionado con la depresión y otras enfermedades.

-Podría aumentar de la esperanza de vida. En uno de los estudios realizados en ratas se ha visto que las que ayunaban en días alternos vivieron un 83% más que las que no lo hacían.

-Ayuda para perder peso. Según un estudio de revisión de 2014, puede proporcionar una reducción de peso de entre el 3% y el 8% en un periodo entre tres y 24 semanas.

Para más información:

91 446 00 00/ info@mundonatural.net / www.parafarmaciamundonatural.es