“Por primera vez en 20 años hemos mejorado la supervivencia frente al cáncer de ovario”

Entrevisa al Dr. Andrés Poveda Velasco, codirector de la Unidad Integral de Oncología del Hospital Quirónsalud Valencia

-¿Cuáles son los signos y síntomas del cáncer de ovario?

-El cáncer de ovario debuta tarde en la mayoría de los casos por su evolución inicial «silenciosa». Los síntomas que presenta la enfermedad son muy inespecíficos, tales como la hinchazón abdominal, frecuente necesidad de orinar, estreñimiento o diarrea, sensación de plenitud continua o la falta de apetito. Por este motivo, y dado que este tipo de cáncer no manifiesta síntomas fácilmente identificables, la concienciación sobre el cáncer de ovario es una tema a mejorar sin duda.

-Es el sexto tipo de cáncer más frecuente en mujeres. Aproximadamente, ¿cuántas lo sufren en nuestro país? y ¿cuántos casos nuevos se diagnostican?

-En España el cáncer de ovario es la cuarta causa de muerte por cáncer en mujeres y, aunque no es extremadamente frecuente, cada año se diagnostican más de 3.200 nuevos casos.

-¿A qué edad se suele desarrollar y diagnosticar? ¿Qué papel juegan las revisiones ginecológicas?

-El tramo de edad que mayor incidencia presenta está entre los 55 y los 65 años. No existen todavía programas de detección precoz eficaces. Las revisiones ginecológicas son muy importantes para la salud de la mujer y son aconsejables si hay síntomas, pero por desgracia rara vez son útiles para diagnosticar precozmente estos tumores.

-¿Cuál es la tasa de supervivencia?

-La supervivencia global esta en torno al 30%, aunque la supervivencia a cinco años ha duplicado su tasa en los últimos años, estando en la actualidad entorno al 60%.

-Además de su detección temprana, entiendo que se debe a los tratamientos actuales. Explíquenos, por favor, los avances en su tratamiento.

-La detección temprana es todavía un reto: sólo diagnosticamos en estadios precoces un 25% de las pacientes. Los mayores avances han venido de la mano de una cirugía altamente especializada y de tratamientos médicos, no sólo de quimioterapia, sino de otros tratamientos como los antiangiogénicos o los inhibidores de PARP. Pero es clave tratarse en centros o unidades especializadas, donde todas las especialidades estén coordinadas. Patólogos, radiólogos, psicólogos, fisioterapeutas, además de oncólogos o ginecólogos, son clave para que las tasas de curación sean altas.

-Durante el Congreso de Oncología Americano (ASCO) usted presentó un ensayo que ponía el foco en la eficacia del tratamiento de los inhibidores de PARP en pacientes con recaída de cáncer de ovario. Los datos hablaban por sí solos: aumenta la esperanza de vida en más de un año y mejora la calidad de vida del paciente. Explíquenos ¿qué son y cómo actúan los inhibidores de PARP? Y ¿para qué tipo de pacientes sería?

-Los inhibidores de PARP actúan como un tratamiento selectivo frente a algunas deficiencias moleculares de las células. De este modo bloquea el mecanismo de supervivencia de células tumorales que posean esta deficiencia, dando paso a lo que se llama letalidad sintética. Se han mostrado eficaces en pacientes con tumores que tengan trastornos de reparación de rotura celular, y dentro de estas, especialmente en pacientes con mutaciones del gen BRCA.

-¿Cuáles son las ventajas de que sea un tratamiento oral?

-Son infinitas: desde la tolerancia a la no dependencia física ni mental de un hospital de día. Poder hacer una vida normal es una aspiración de siempre de nuestras pacientes.

-¿Cuál es la siguiente línea de investigación?

-Estamos viendo qué tal funcionan combinados con otros fármacos. También si funcionan a la progresión del mismo fármaco; es decir, si reintroducirlo es eficaz. Y, como en otros tumores, tenemos abierta la línea de investigación de la inmunoterapia.

-¿Cuántas mujeres mueren en la actualidad al año por cáncer de ovario en España, en la Unión Europea y en el mundo? Y ¿hace 20 años?

-Aunque la supervivencia libre de recaída ha mejorado bastante en los últimos 20 años, la supervivencia global no había mejorado mucho. De ahí el impacto de los resultados del trabajo que hemos presentado este año en el congreso ASCO, ¡por primera vez en casi 20 años hemos mejorado la supervivencia, y en más de un año!

-Con avances como el ensayo que presentó en ASCO y otros que esperamos que vendrán en los próximos años, ¿en qué medida espera que se incremente la esperanza de vida de las pacientes de aquí a 10 años?

-No me aventuro a dar cifras, pero la biología molecular ha abierto las puertas a tratamientos de precisión, y así el avance será mas eficaz aunque parezca a veces que sea mas lento. También es clave trabajar en grupos cooperativos, En España lo hacemos desde hace 20 años (Geico) y las beneficiadas son nuestras pacientes. Nuestro grupo además forma parte de otros grupos europeos (Engot) y mundial (GCIG), siendo muy activo. Esto permite intercambiar información rápidamente y evita repetir estudios.