Los niños con Covid-19 presentan más síntomas que cuando tienen una gripe

Una investigación del Children’s National Hospital confirma que es más habitual la presencia de tos, fiebre, diarreas, vómitos y dolor muscular que ante una infección estacional

En plena vuelta al colegio de los niños españoles, conocer nuevos datos de cómo actúa el SARS-CoV-2 en los menores resulta clave. Y lo último al respecto es que los síntomas de Covid-19 son más intensos en pacientes pediátricos con Covid-19 que en aquellos que sufren una infección por gripe estacional de influenza, aunque existen pocas diferencias entre las tasas de hospitalización en ambos grupos, según un informe publicado hoy en la revista científica JAMA Network Open, elaborado por especialistas del Children’s National Hospital, considerado como uno de los diez mejores hospitales pediátricos de Estados Unidos. Sin embargo,

La importancia de este estudio, titulado “Comparación de las características clínicas de los niños estadounidenses con Covid-19 frente a la influenza estacional A y B”, reside en que, a medida que se acerca el otoño, los hospitales pediátricos comenzarán a atender a niños con gripe estacional y, al mismo tiempo, el SARS-CoV-2 estará circulando conjuntamente, lo que hará más difícil identificar y diagnosticar la nueva enfermedad.

El primer hallazgo que ha sorprendido a los investigadores es que “más pacientes pediátricos con Covid-19 que con gripe estacional mostraron fiebre, tos, diarrea o vómitos, dolor de cabeza, dolor corporal o dolor de pecho en el momento del diagnóstico”, confirma Xiaoyan Song, investigador principal del estudio y director de Control de Infecciones y Epidemiología en el Children’s National Hospital. “Es algo que no esperaba encontrar y tuve que revisar los datos para convencerme de que ésta era la principal conclusión de la comparación elaborada”, reconoce.

Dado que aún se desconoce mucho sobre Covid-19, el descubrimiento de los investigadores de que los niños con la enfermedad presentan más síntomas en el momento del diagnóstico es valioso. “Es una buena señal desde una perspectiva de prevención y planificación”, asegura el doctor Song. “Siempre enfatizamos el reconocimiento temprano y el aislamiento con Covid-19. Tener un cuadro clínico en mente ayudará a los médicos a diagnosticar a los pacientes con síntomas del coronavirus”.

Cómo diferenciar el Covid-19 de la gripe en niños

Con esta conclusión entre las manos, los expertos toman nota para enfrentarse con las mejores armas al próximo otoño-invierno en el que ambas enfermedades convivirán: “La infección por SARS-CoV-2 es muy poliédrica, pero también la gripe lo es. Ambas entidades suelen cursar con fiebre (suele ser más alta en la gripe, aunque hay casos de Covid-19 pediátrico con fiebre alta), síntomas respiratorios, astenia, dolores musculares, cefalea y algún síntoma digestivo. Puede haber en ambas enrojecimiento ocular y manchas en la piel (más frecuentes en la COVID). La desaparición del olfato y el gusto es más frecuente en la infección por SARS-CoV2 que en la gripe”, detalla a LA RAZÓN Iván Carabaño, profesor asociado de Pediatría de la Universidad Complutense de Madrid, quien recuerda que “la interpretación de muchos de estos síntomas (como la cefalea y los dolores musculares) es difícil en los niños, especialmente en los más pequeños, y por eso yo no creo que vaya a tener una importancia práctica real. Sí la seguirá teniendo la detección específica del virus, que nos facilitará el rastreo epidemiológico, la filiación del agente responsable y el rastreo, si fuera pertinente, de los contactos”

Sin embargo, estos datos sí pueden ser útiles a medida que los niños aumentan en edad, ya que sus síntomas pueden resultar más claros. “Por regla general, cuanto menor es el niño, más inespecíficos son los síntomas (si se producen, pues muchas veces estamos hablando de procesos asintomáticos). Por encima de los 10 años, la posibilidad de desarrollar los síntomas típicos va siendo mayor. A lo largo de la edad pediátrica, eso sí, el cuadro no suele ser grave, aunque a veces, por desgracia, lo es”, advierte Carabaño.

Tasas de hospitalización similares en niños con Covid-19 y gripe

La segunda gran conclusión del estudio detallado en el artículo de JAMA es que no se muestran diferencias estadísticamente significativas en las tasas de hospitalización, ingreso a la unidad de cuidados intensivos y uso de ventilador mecánico entre los dos grupos de menores infectados por SARS-CoV-2 o influenza estacional.

Y este segundo hallazgo resulta coherente con lo que se conoce hasta el momento. “Siempre hemos dicho que la infección respiratoria COVID-19 en niños es relativamente leve. Los síntomas de las diferentes infecciones respiratorias son superponibles y en general indistinguibles clínicamente, si no se realiza diagnóstico etiológico. En general, estamos viendo que los niños que precisan ingreso por Covid-19 son algo mayores y es cierto que los síntomas gastrointestinales, y la cefalea son frecuentes, además de la fiebre y la tos. No obstante también se pueden ver con frecuencia en la gripe”, asegura a LA RAZÓN Cristina Calvo, portavoz de la Asociación Española de Pediatría en materia de coronavirus.

A pesar de lo avanzado de la crisis sanitaria, los expertos confirman que “es pronto para hablar de tasas de hospitalización y compararlas con la gripe. Durante el pico anterior de la pandemia solo se hacían tests a los niños que estaban peor y por tanto tuvimos altas tasas de hospitalizción. Eso ha cambiado enormemente y ahora que estamos haciendo muchas PCR, la tasa de hospitalización por Covid-19 ha bajado muchísimo. Por eso, hace falta más tiempo para saber la verdadera tasa de ingreso y poder compararla con la gripe que es una infección muy conocida y bien estudiada”, advierte la doctora Calvo, quien recuerda que “la hospitalización por Covid-19 en España y en todo el mundo en niños afecta sobre todo a lactantes pequeños (menores de 1 año) y a niños por encima de 10 años”.

El estudio, en detalle

En concreto, el estudio publicado hoy incluyó a 315 niños a los que se les diagnosticó Covid-19 confirmado por laboratorio entre el 25 de marzo de 2020 y el 15 de mayo de 2020, y a 1.402 niños a los que se les diagnosticó una influenza estacional confirmada por laboratorio entre octubre de 2019 y febrero de 2020 en el Children’s National Hospital.

De los 315 pacientes que dieron positivo por Covid-19, el 52% eran hombres, con una edad media de 8,4 años. De estos pacientes, 54 (17,1%) fueron hospitalizados, incluidos 18 (5,7%) que ingresaron en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y 10 (3,2%) que recibieron tratamiento con ventilación mecánica.

Entre los 1.402 pacientes que dieron positivo en la prueba de influenza A o B, el 52% eran hombres, con una edad media de 3.9 años, y 291 (21.2%) fueron hospitalizados, incluidos 143 por influenza A y 148 por influenza B. Noventa y ocho pacientes (7,0%) ingresaron en UCI y 27 (1,9%) recibieron asistencia respiratoria mecánica.

El estudio mostró una ligera diferencia en la edad de los niños hospitalizados con Covid-19 en comparación con los hospitalizados con influenza estacional. Los pacientes hospitalizados con coronavirus tenían una edad media de 9,7 años en comparación con los hospitalizados con influenza estacional que tenían una edad media de 4,2 años. En ambos grupos, la fiebre fue el síntoma más frecuentemente informado en el momento del diagnóstico, seguido de tos.