La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) es la principal causa de ceguera en personas mayores de 65 años

La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) es la principal causa de ceguera en España en personas mayores de 65 años. Entrevistamos a la Dra. Monica Asencio, adjunta de la sección de retina del Hospital La Paz de Madrid, que nos da más información acerca de esta enfermedad, sus causas y sus efectos

¿Qué es la DMAE? ¿Cuándo empieza a aparecer?

La DMAE es una enfermedad degenerativa de la mácula o zona central de la retina y de mayor sensibilidad visual. Afecta a más de 800.000 personas en España y representa la primera causa de ceguera irreversible en los ancianos (mayores de 65 años) del mundo desarrollado.

Esta patología provoca un deterioro progresivo de unas células de la retina (la capa que recubre la retina y que la nutre llamada epitelio pigmentario retiniano) y de las células nerviosas de la retina (conos o fotorreceptores responsables de la agudeza visual y la discriminación de colores y que se concentran en un mayor número en la mácula). Como consecuencia, se produce una pérdida gradual de la visión central y de la visión de los detalles de visión fina.

¿Qué tipos de DAMAE existen?

Existen dos tipos de DMAE, y un mismo paciente puede pasar de uno al otro. Por un lado, tenemos las DMAE seca o atrófica, que es la forma más frecuente (alrededor del 85% de los casos) y se caracteriza por una evolución lenta y progresiva. Por otro, la DMAE húmeda o exudativa que, aunque es menos frecuente, su avance es más rápido y con peor pronóstico visual.

¿Se tienen claras las causas y cuáles son los factores de riesgo?

La edad es el principal factor de riesgo de la DMAE. Suele aparecer a partir de los 55 años y su incidencia aumenta con la edad. Al envejecimiento hay que añadirle la predisposición genética, de forma que los estudios genéticos que se han realizado estiman que un 50% del riesgo de DMAE es hereditario y que la probabilidad de padecerla es entre 3 y 6 veces superior si se tiene un familiar afecto de primer grado.

Además, también hay que considerar la influencia de los factores ambientales, siendo el principal de ellos el tabaco, que multiplica por 5 las posibilidades de desarrollar DMAE; y la dieta que, al igual que el tabaco, son factores de riesgo modificables. Otros son la hipertensión arterial, enfermedades cardio-circulatorias, la obesidad y la exposición directa y prolongada al sol

¿Cómo se puede diagnosticar?

Se puede diagnosticar mediante las revisiones oculares anuales, sobre todo a partir de los 50 años, para detectar precozmente la enfermedad, ya que al inicio puede dar pocos síntomas. Otra medida útil es el autocontrol que puede realizar el propio paciente desde casa mediante una sencilla prueba, la rejilla de Amsler. Este test (grafico), que lo suministra el oftalmólogo o puede encontrarse en Internet, permite detectar si las líneas rectas se ven torcidas o distorsionadas (un síntoma característico de la DMAE húmeda), y detectar cualquier anomalía para poder acudir al especialista.

¿Se puede prevenir?

La DMAE es un proceso natural de envejecimiento y es, en parte, genético. Pero los pacientes tienen que prestar atención a los antecedentes familiares e influir en los factores de riesgo ambientales: no fumar, seguir una dieta equilibrada y rica en antioxidantes, evitar el sedentarismo y protegerse de la radiación ultravioleta.

¿Antioxidantes?

Sí. Actualmente la medicina está muy avanzada y los pacientes llegan a edades más avanzadas que hace unas décadas. Este progresivo aumento de la edad media de la población va asociado a cambios degenerativos a nivel de todo el cuerpo relacionados íntimamente con la oxidación, por ello los antioxidantes constituyen un arma muy importante en la prevención de enfermedades con elevado estrés oxidativo como es la degeneración macular asociada a la edad.

¿Todos los antioxidantes son iguales?

Existen antioxidantes naturales conocidos con evidencia científica que previenen y retrasan la progresión de la degeneración macular asociada a la edad hacia estados avanzados como son el zinc, la luteína, la vitamina C, y la vitamina E (demostrado en el estudio realizado por el NEI - National Eye Institute AREDS que es el más importante que se ha realizado en esta patología con casi 10.000 pacientes). Posteriormente se han descubierto nuevos antioxidantes como la vitamina D y el ácido alfa-lipoico, un super-antioxidante natural con capacidad de “reciclar” nuestros antioxidantes naturales.

¿Qué novedad aporta Visucomplex plus?

El mercado actual nos ofrece gran variedad de antioxidantes, sin embargo, pocos de ellos son capaces de cumplir con los estándares necesarios para actuar realmente como antioxidantes. "¿Son adecuadas las cantidades aportadas? ¿Son capaces de “sobrevivir” a los ácidos gástricos y ser absorbidos a nivel intestinal?" La respuesta es NO.

Podemos encontrar alternativas novedosas sin las cantidades adecuadas o sin la formulación necesaria para que pueda ejercer la acción propia de cada componente.

Visucomplex Plus es un complemento alimenticio que aporta, además de los comentados por la Dra. Asencio, antioxidantes novedosos, como es el caso del Ácido alfa Lipoico, capaz de reciclar antioxidantes naturales presentes en nuestro organismo; MAQUIBRIGHT® (Aristotelia chilensis) un extracto estandarizado de bayas de maqui con elevado poder antioxidante; y Vitamina D, capaz de proteger nuestras células de procesos inflamatorios asociados al estrés oxidativo.

www.visufarma.es