Confirman que la infectividad es más peligrosa durante los primeros cinco días de síntomas

Las personas infectadas con SARS-CoV-2 son altamente infecciosas durante la primera semana, aunque sus síntomas sean leves

Las personas que están infectadas con SARS-CoV-2 resultan ser muy infecciosas durante la primera semana que presentan síntomasAlberto R. RoldánLa Razón

La infectividad del nuevo coronavirus resulta más peligrosa durante los primeros cinco días de síntomas. Así lo confirma una nueva revisión científica publicada hoy en la revista “The Lancet Microbe”. En concreto, este metaanálisis concluye que las personas que están infectadas con SARS-CoV-2 resultan ser muy infecciosas durante la primera semana que presentan síntomas, aunque éstos sean leves. De hecho, los estudios han demostrado que no se ha detectado ningún virus vivo en ningún tipo de muestra después de un período de nueve días tras la aparición de los síntomas más habituales, como malestar general, tos, fiebre o dificultad para respirar.

A pesar de la confirmación de este hallazgo, sí se ha encontrado material genético del SARS-CoV-2 tanto en las heces como en las muestras respiratorias de los pacientes positivos durante varias semanas después, aunque los investigadores confirman que esos restos no parecen tener capacidad infecciosa.

La principal fuente de transmisión parece provenir del tracto respiratorio superior en las primeras etapas de la enfermedad, probablemente desde el inicio de los síntomas hasta el quinto día. De hecho, los investigadores creen que esta es la razón por la que resulta más probable que la enfermedad de la Covid-19 se propague más rápido en comparación con el SARS-CoV o el MERS-CoV. “Esta es la primera revisión sistemática y metaanálisis que ha examinado y comparado exhaustivamente la carga viral y la eliminación de estos tres coronavirus humanos”, explica Muge Cevik, MD, de la Universidad de St Andrews, Reino Unido, y autor principal del estudio, quien hace hincapié en que “este informe proporciona una explicación clara de por qué el SARS-CoV-2 se propaga de manera más eficiente que el SARS-CoV y el MERS-CoV y resulta mucho más difícil de contener”.

El estudio se centró en las personas que estaban infectadas con Covid-19, la mayoría de las cuales necesitaron ingreso en el hospital. Los investigadores calcularon la longitud promedio de la eliminación del ARN viral, examinando los cambios en la carga viral y las tasas de éxito en el aislamiento del virus vivo de diversas muestras recolectadas durante el curso de una infección. De hecho, ningún estudio revisado fue capaz de aislar un virus vivo más allá de los nueve días de la aparición de los síntomas.

“Estos hallazgos sugieren que, en la práctica clínica, es posible que no sea necesario repetir la prueba de PCR para considerar que un paciente ya no es infeccioso, ya que esto podría permanecer positivo durante mucho más tiempo y no necesariamente indica que podría transmitir el virus a otros”, advierte el Dr. Dijo Cevik, quien insiste en que “en pacientes leves, su período de contagiosidad podría contarse como 10 días desde el inicio de los síntomas”.

Aislamiento inmediato

Otra de las conclusiones más contundentes que revela este metaanálisis es que demuestra que las prácticas de aislamiento recomendadas deben comenzar inmediatamente después de notar los primeros signos de cualquier síntoma. Hasta la fecha, este informe se considera el más completo realizado sobre estos tres coronavirus en particular, hasta el punto de que esta revisión proporciona una comprensión más detallada en referencia a la dinámica viral de la enfermedad.